08/Dec/2019
Nacional

La regiomontana Rosario Piedra es juramentada presidenta de la CNDH; AMLO se dice feliz

 

 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, calificó como un ejemplo de dignidad y de justicia que Rosario Ibarra Piedra, sea la nueva Presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ante lo cual dijo sentirse contento y muy satisfecho pese a la oposición de los senadores del PAN.

“Estoy muy contento y satisfecho porque se haya tomado esa decisión, porque se hizo justicia, que no les gusta a los del PAN, volvemos a lo mismo ellos quieren que esté alguien que se dedique a solapar violaciones de derechos humanos”, resaltó en la conferencia madrugadora de este miércoles. 

Reitero que los conservadores estaban acostumbrados a tener un ombudsman a modo que solo estuviera de adorno solapando sus arbitrariedades: “Es también entendible su actitud, son posturas distintas pues ellos protegían a los represores, en el pensamiento de los conservadores está el aniquilar el arrasar, el masacrar, hay evidencias de eso, y quisieran que la CNDH siguiera convertida en un florero nomas de adorno para simular con la hipocresía que les caracteriza, pero es bueno que haya polémica sobre eso es bueno de que se opongan que protesten son oposición nos cuando estábamos protestábamos ellos tienen todo su derecho y libertad a presentar denuncias”.

Reitero que algunos medios de comunicación siguen sirviendo sus intereses: “Además los medios de comunicación les ayudan la mayoría, estaba viendo un fragmento de un reportaje de Televisa, entrevistando a Rosario y juzgándola, la sentaron en el banquillo de los acusados, está bien, pero no por eso se va a dejar de tomar una decisión para que este asunto tan importante esté en manos con sensibilidad de gente honesta, que no sean tapaderas, alcahuetes de nadie y en el caso de nosotros es un orgullo poder decir que el estado mexicano ya no es como era antes el principal violador de los derechos humanos, esa es una gran diferencia peros estamos viviendo tiempos interesantes que nadie diga que se aburre”.