13/11/2018
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Septiembre 4 de 1921: Nace en General Bravo, Méntor Tijerina de la Garza, quien sería un connotado cirujano y director de la Facultad de Medicina de la UANL. Estudió sus primeras letras en su pueblo natal y vino a Monterrey para continuar estudiando, destacándose como alumno en su rendimiento escolar y gracias a ello consigue una beca del Ayuntamiento de Monterrey para irse a estudiar a la Escuela Nacional de Medicina de la UNAM en la ciudad de México, donde se graduó con estupendas calificaciones de médico cirujano en 1946.

Regresó a Monterrey y de inmediato ingresó a trabajar en el Hospital Civil –hoy Hospital Universitario- y lo invitaron a impartir clases en la Facultad de Medicina, de la Universidad de Nuevo León, hoy UANL.

Desde su primer día en el quirófano y en las aulas frente a sus discípulos dio muestras de gran capacidad profesional y didáctica, experimentado técnicas quirúrgicas con animales, un sistema que le permitió enseñar a sus alumnos con facilidad y les daba oportunidad de practicar lo aprendido en la teoría. El 22 de marzo de 1953 realizó en cirugía de corazón una exitosa comisurotomía mitral cerrada y luego una comisurotomía aórtica por vía ventricular izquierda, considerada la primera en el mundo, lo que lo prestigia internacionalmente. Ante semejante demostración de capacidad científica, el 9 de diciembre de 1955 fue designado director de la Facultad de Medicina y duró en su encargo hasta el 30 de octubre de 1961. Lo eligieron presidente de la Asociación Mexicana de Facultades de Medicina, y representando a México asistió a la Segunda Conferencia Mundial de escuelas de medicina, celebrado en Chicago, en 1959.

La Organización Mundial de la Salud lo becó para que visitara y diera conferencias en diversas escuelas de medicina en Colombia, Perú, Brasil, y Puerto Rico. Fue admitido en la Academia Mexicana de Cirugía en 1962 y el gobierno del estado le dio la Medalla al Mérito Cívico en 1996. Fue diputado local en 1987 y recipiendario del Primer Trofeo Regio del año 2000. En 1997 el escritor Celso Garza Guajardo escribió el libro Evocaciones, del doctor Méntor Tijerina de la Garza. En lo personal fui su amigo, siendo uno de los personajes que más admiré por su sencillez de trato y su notable inteligencia. Murió en 2005. En Nuevo León hay diversas escuelas que llevan su nombre, desde educación preescolar, primaria, secundaria y preparatoria.