17/07/2018
Editoriales

Pedro Pablo Treviño Villarreal, trae muy claro su papel al frente de ese instituto político

Hemos reconocido al gobernador Jaime Rodríguez Calderón por su audacia de contestar cualquier cuestionamiento con un contra ataque, como han sido repetidamente sus respuestas a los cuestionamientos de El Norte, en donde recurrentemente les responde con duros cuestionamientos al mero dueño del periódico, Junco de la Vega… sin embargo, la respuesta que dio para justificar que su equipo de seguridad viole las reglas de tránsito para que transite rápidamente por las calles, tan sólo porque el señor gobernador tiene “Agenda superior” no procede desde ningún punto de vista… porque para empezar, le está diciendo al ciudadano que lo eligió que ahora ya no sólo no depende de él y su voto, sino que ahora es superior pues todos Somos lo que es nuestra Agenda…///

Si lo vemos desde el punto de vista legal, en ninguna parte de las leyes y reglamentos dice que los funcionarios pueden violentar sus dictados nomás porque tienen agenda superior, o inferior o no tienen agenda, pues ese término es inexistente para las leyes… y desde el punto de vista filosofía de gobierno, qué lamentable ejemplo se le está dando al gabinete y demás funcionarios, porque seguramente todos sienten que su agenda es superior a la de cualquier ciudadano… esta postura debe ser revocada diciendo lo que ha dicho en otras ocasiones: sí dije pero ahora me desdigo, so pena que sea -ahora sí- parte de la agenda política de sus próximos encuentros verbales con López Obrador… digo…///

El presidente del PRI estatal, Pedro Pablo Treviño Villarreal, trae muy claro su papel al frente de ese instituto político, y que es el de interpretar adecuada y rápidamente las veleidosas preferencias populares… tal es el caso de la exigencia popular de que los dineros de los partidos políticos se apliquen mejor a la reconstrucción de los estados perjudicados por los sismos de este fatídico mes de septiembre… Pedro Pablo de inmediato aplicó localmente la postura nacional del PRI y renunció a las prerrogativas que equivalen a 12 millones de pesos, o algo así… eso desde luego que levanta la imagen del PRI, pero le lleva a un escenario de escasez económica durante el inminente proceso electoral… esperemos a ver cómo piensa resolver dicho reto… ¿eh?...///