18/10/2018
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Octubre 11 de 1829: Nace en Guadalajara, Jalisco José María Vigil, educador, escritor, dramaturgo, editor y político liberal. Participó en la caída de Santa Anna y después en el ascenso de Juárez. En el Congreso Federal, fue oficial mayor de la Secretaría. Y los diputados de ese tiempo le encargaron que construyera la Biblioteca Pública de México, y Vigil logró recuperar los volúmenes que habían sido sacados de las bibliotecas de los conventos, más los que consiguió con los grupos de liberales para ponerlos todos al servicio de la lectura del público en general.

  Cuando llega la intervención francesa (1862), huye a Estados Unidos, y desde allá apoya a los liberales en su lucha por la restitución de la república. Consumada la victoria de las fuerzas mexicanas y restablecida la república, fue diputado en cinco ocasiones, alternando su trabajo político con sus clases en la Escuela Nacional Preparatoria. En 1875 fue ministro de la Suprema Corte de Justicia, y director de la Biblioteca Nacional de 1880 a 1909. Además, alternaba esta responsabilidad con la dirección de la Academia Mexicana de la Lengua. Sin embargo, se le recuerda más porque participó en forma importante en la obra de Vicente Riva Palacio, clásica ya de nuestra historia, llamada “México a través de los Siglos”, en los temas de Reforma, intervención francesa y el Imperio.

  Editó al padre Las Casas, a Tezozómoc y a muchas otras voces de la primera etapa de la vida cultural de la Nueva España. No puedo olvidar las palabras de un maestro de literatura en la Preparatoria número dos de la UANL, que nos decía a sus alumnos en clase: Vale tanto la sangre de un mártir, como la de un intelectual.