18/Oct/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Julio 18 de 1872: muere en el Palacio Nacional, Ciudad de México, a los 66 años de edad el presidente Benito Pablo Juárez García. Nacido en Oaxaca el 21 de marzo de 1806 viniendo de familia humilde, Juárez estudió la licenciatura de leyes. Hablaba el zapoteco, el español y el francés. Recorrió toda la escalera del poder judicial en Oaxaca hasta llegar a ser Gobernador de su estado, luego Diputado federal, y presidente de la Suprema Corte de Justicia, de donde salió para ejercer la Presidencia de la República a la caída de Ignacio Comonfort. En 1859 promulgó la Leyes de Reforma que separaron al clero del estado mexicano. En 1861 hubo de suspender el pago de la deuda externa, lo que permitió a Francia justificar una invasión, y tras una guerra encarnizada derrotó al invasor que contaba con el apoyo de un grupo importante de conservadores nacionales. El 1 de julio de 1867 entró triunfante a la Capital del país, pero pronto hubo de luchar contra de Porfirio Díaz y el Plan de la Noria. Días antes de morir, Benito Juárez visitó la tumba de su esposa doña Margarita Maza y se sintió mal desde el día 17 de julio, por lo que la noche del 18 de julio fue atendido por el doctor Ignacio Alvarado y a las 11 de la noche se agravó su estado de salud, y a las 11:35 pm murió. Es imposible entender la historia de México obviando a este gran personaje que fue nominado como Benemérito de las Américas, y para muchos es el mejor presidente que ha tenido nuestro querido México.