17/Sep/2019
Editoriales

Audiencia Pública

 

La postura del presidente López Obrador de aguantar callado las críticas de Ricardo Monreal respecto a su gabinete y de Porfirio Muñoz ledo, respecto de su entreguismo con Estados Unidos, es de lo mejor que le hemos visto en ese semestre de su gobierno… claro que hubiera sido un competo desaguisado lo contrario, o sea que tratara de ponerles un bozal a sus dos líderes camerales, pues eso ya sería aceptar que estamos en el pórtico de una dictadura de izquierda… así que si ya empezó a aflojar un poco el cuerpecito, ojalá que le siga reactivando el NAIM y tomando otra actitud frente a la iniciativa privada mexicana… ¿estamos?...///

La presencia de Alfonso Romo, el jefe de la Oficina de la Presidencia de México, entre los industriales de Nuevo León, le hace más bien a López Obrador que sus propias declaraciones… Romo habla el idioma de los empresarios pues se trata de uno de los más destacados de Nuevo León y de México, y su talante cortés e inteligente le suma simpatías al presidente, en el momento del quiebre… lo decimos porque todo indica que de ahora en adelante, si AMLO no hace caso de las críticas, iniciará un proceso de desaprobación a su gobierno, lo que nos perjudicaría a todos… debería tener en su gabinete a más Alfonsos Romos… ¿eh?...///

Porque la salida de Abraham Nuncio de la dirección de la Biblioteca José Vasconcelos en la 4T es lamentable, porque este nuevoleonés es de lo mejor que tiene la izquierda local, y su invitación fue en base a su militancia política y su oficio de escritor… esto podemos contabilizarlo como un golpe a Paco Taibo II pues él es la cabeza de todo ese gran tema intelectual, y su cercanía con AMLO no es cuestionable… por tanto, ahora que regrese a casa Nuncio, seguramente que recibirá alguna oportunidad en el gobierno del estado, o en la UANL, pues su talento no puede desperdiciarse… ¿de acuerdo?...///