22/01/2018
Editoriales

Agosto 14 de 1986: Muere en Monterrey el arquitecto, pintor y catedrático Lisandro Peña

Se viene a vivir a Monterrey en donde desarrolla una inmensa capacidad creativa, que inicia con su participación en 1949

Agosto 14 de 1986: Muere en Monterrey el arquitecto, pintor y catedrático Lisandro Peña. Nació el 9 de diciembre de 1910 en Nuevo Laredo, Tamaulipas, estudiando arquitectura en la Universidad de Texas, en Austin de Estados Unidos. 

Se viene a vivir a Monterrey en donde desarrolla una inmensa capacidad creativa, que inicia con su participación en 1949, junto a su amigo, el también arquitecto Joaquín A. Mora, en la fundación de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Nuevo León. 

Se aplica dando cátedra en esa escuela y en la histórica escuela de Ingeniería Civil, formando varias generaciones de profesionistas en estas dos importantes áreas para el desarrollo de nuestra ciudad durante su despegue urbanístico e industrial. 

Es autor de importantes obras como los teatros Elizondo (con interiores decorados al estilo monumental oriental) y Florida; los templos de la Medalla Milagrosa, San Vicente de Paúl y la reconstrucción del Templo de Nuestra Señora de El Roble. Sus obras no eran necesariamente monumentales, pues construía de acuerdo al entorno de los diferentes lugares en donde dejaba su huella. Construyó el templo de Sabinas Hidalgo, utilizando el material de cantera de Vallecillo, así como otros templos en las ciudades de Saltillo, Torreón, Matamoros y Reynosa, Tamaulipas. 

Su técnica de pintura a lápiz y a tinta, así como pinturas en acuarelas, acrílico y otras técnicas modernas, le dieron prestigio en estos campos del arte plástico. Su sensibilidad de artista le permitía ser un estupendo músico tocando varios instrumentos musicales, llegando a interpretar muy bien piezas de música clásica, igual que piezas de jazz. Fue nombrado maestro emérito de la UANL en enero de 1982.