17/07/2018
Editoriales

EL HONORABLE FMI: TRES DIRECTORES ENJUICIADOS, UNO EN LA CARCEL

En la primera acción penal en contra de los perpetradores de la expropiación mortal de los depósitos en el Banco, mediante el mentado "rescate interno", los procuradores españoles encausaron y sentenciaron a la cárcel a Rodrigo Rato, otro de esos criminales conocidos como Directores Gerentes del "respetable" Fondo Monetario Internacional (FMI).

A diferencia de la actual directora, Christine Lagarde, es posible que Rato realmente tenga que ir a la cárcel por cuatro años. Lagarde fue condenada pero no recibió castigo y continúa siendo una persona "respetable", cuando sólo le ha otorgado favores políticos a un acaudalado empresario contribuyente del Partido Socialista. Ella nos recuerda al famoso Constable Elvow en la comedia de Shakespeare, quien insiste ante el juez, "¡Yo le digo Su Señoría, mi esposa nunca ha sido respetada por ningún otro hombre!".

A diferencia de Dominique Strauss-Kahn, la sentencia de Rato es por un gigantesco robo, no por prostitución o proxeneta. Y a diferencia de cualquiera de los dos, Rato fue pillado y sentenciado después de que concluyó su período como Director Gerente, cuando se volvió director del Grupo Bankia de España y le robó a los depositantes con el nefasto "rescate interno" de Bankia, el modelo original del "prototipo Chipre".

AFP informó hoy que "Rato fue Ministro de Economía y viceprimer ministro en el gobierno conservador de José María Aznar [quien posiblemente fue el que le enseñó las artes—NDR] de 1996 al 2004, antes de pasar a presidir el FMI hasta el 2007. Después de esto su carrera como banquero duró poco, de 2010 a 2012, pero aparte del caso con las tarjetas de crédito, también encabezó otro escándalo bancario que se considera el escándalo más grande en el país.

"Miles de pequeños inversionistas perdieron su dinero después de que los persuadieron de convertir sus ahorros en acciones, antes de que se admitiera la cotización de las acciones del Bankia en Bolsa, en el 2011, cuando estaba bajo control de Rato. Menos de un año después, renunció cuando se supo que Bankia estaba en grandes aprietos. El Estado le inyectó miles de millones de euros, pero frente a la escala de las pérdidas del Bankia y los problemas en otros bancos, le pidió a la UE un rescate para el sector bancario y finalmente recibió 41 mil millones de euros".

El "caso de las tarjetas de crédito" se refiere a un caso de condenas por separado contra Rato y un total de 65 banqueros más, por malversación con tarjetas de crédito del Bankia y Caja Madrid, también dirigida por Rato.

En un informe por separado, el banco criminal de Londres, el HSBC, informa que está bajo investigación de agencias fiscales y judiciales de todo el mundo, como India, Estados Unidos, Francia y Bélgica, por supuesta evasión fiscal, lavado de dinero sucio y solicitar ilegalmente servicios bancarios transfronterizos.

¡Ahh! ¡estos hombres honorables!