25/06/2018
Editoriales

LOS MEXICANOS UNIDOS EN TORNO AL BRILLANTE DIRECTOR GUILLERMO DEL TORO

La nonagésima ceremonia de la entrega de los premios Oscar 2018, se llevará a cabo este domingo donde se reconoce a los mejores de la industria cinematográfica, misma que se desarrollará en el Dolby Theatre en Los Ángeles, California y que sin duda seguiremos por televisión millones de mexicanos esperando que nuestro compatriota Guillermo del Toro, gane en la nominación como mejor Director por su cinta “La forma del Agua”.

De acuerdo a los expertos la pelea por el Óscar a la mejor película queda reducida a dos. Uno de género fantástico, La Forma del Agua, de Guillermo del Toro con 13 nominaciones, y  Tres anuncios en las afueras del londinense, de Martin McDonagh con 7. Dos directores no norteamericanos, inglés y mexicano, pero enmarcando sus obras en Estados Unidos, y ambos con historias en las que destacan los personajes femeninos.

Pero donde el mexicano lleva ventaja es que Martin McDonagh, no compite entre los nominados a mejor director ha dejado a Guillermo del Toro vía libre para convertirse en el próximo poseedor de la estatuilla en esta categoría. Si se cumpliera el pronóstico, sería el tercer cineasta mexicano en obtenerlo en los últimos años después de que Alfonso Cuarón, lo lograra por Gravity (2013) y Alejandro González-Iñárritu por dos veces consecutivas con Birdman (2014) y El renacido (2015).

Con esto los cineastas mexicanos demuestran que no hay muros, que los que separen de los premios más importantes de la industria de Hollywood y en sí del Cine Mundial.

.

Al cumplir los premios Oscar 90 años entre otras curiosidades y anécdotas recordemos algunas como la primera estatuilla se entregó el 16 de mayo de 1929 en un banquete privado en el Hotel Roosevelt de Los Ángeles, al cual solo asistieron 270 personas.

Obvio que hay muchos records como los 22 premios de Walt Disney; o el hombre desnudo que corría detrás de un impertérrito David Niven, o fallos, como el anuncio del galardón a mejor película para "La La Land" cuando en realidad era para "Moonlight".

En la primera entrega tenían 12 categorías frente a las 24 actuales. Y de aquel reducido grupo de asistentes ahora son 3 mil 300 invitados que es la capacidad del Teatro Dolby, donde además son millones las personas que presencian la ceremonia pues al igual que otros magnos eventos es un espectáculo que es televisado a todo el mundo.

Otros casos chuscos fueron la caída de Jennifer Lawrence cuando subía al escenario a recoger su Oscar a mejor actriz o con el selfie lleno de famosos que tomó en 2013 la presentadora, Ellen DeGeneres.

En las nueve décadas se han entregado más de 3.000 Oscares, que recordando uno de los momentos más estresantes para la Academia de Hollywood fue cuando en el año 2000 robaron el camión que las transportaba desde Chicago a Los Ángeles, afortunadamente aparecieron, por lo que ahora siempre hay suficientes de reserva en los almacenes de la Academia.

El oso más grande fue cuando el equipo de "La La Land" subió al escenario para recoger el Oscar a mejor película, que en realidad era para "Moonlight". E igual en 1972 nadie olvidará cuando Marlon Brando rechazó el Oscar por "The Godfather", en protesta por el trato a los indios americanos y mandó a la activista india Sacheen Littlefeather para manifestar su rechazo.

En las retinas o más bien en los tímpanos de todo el mundo se grabó aquel "¡Pedrooo!" que exclamó Penélope Cruz para anunciar el Oscar a mejor película en lengua no inglesa que se llevó su amigo Almodóvar por "Todo sobre mi madre".

Otros buenos momentos los protagonizaron Jack Palance en 1991, con 73 años y haciendo flexiones sobre el escenario, o Kirk Douglas y Burt Lancaster haciendo casi un número circense en 1958.

O la sorpresa, hipo y balbuceos con que recibió Anna Paquin el Oscar por "The Piano". Algo lógico porque solo tenía 11 años. Pero más joven aún era Shirley Temple, que con solo seis años recogió una estatuilla pero de honor, mientras que Tatum O'Neal sí es la más joven ganadora de un premio oficial, con 10 años, por "Paper Moon".

El actor más grande en recibirlo fue Christopher Plummer, que con 82 años se llevó el premio a mejor secundario por "Begginers", un récord que él mismo podría batir este año si gana su nominación por "All the Money in the World" porque ya ha superado los 88 años.

De nominaciones el que más sabe es el compositor John Williams, con nada menos que 51, y en el campo de la actuación es la onmipresente Meryl Streep, con 20 y tres Óscar, uno menos que la gran Katharine Hepburn, a la que nadie hasta ahora ha logrado alcanzar.

De películas "Ben-Hur", "Titanic" y "The Lord of the Rings: The Return of the King" están empatadas como más premios (11) y, como director, Jonh Ford es el que más se ha llevado, cuatro.

xakitvo@gmail.com