14/11/2018
Editoriales

Julio 23 de 1989: México consigue reestructurar su deuda externa con las 500 instituciones crediticias de todo el mundo

 

Julio 23 de 1989: México consigue reestructurar su deuda externa con las 500 instituciones crediticias de todo el mundo. El secretario de Hacienda y Crédito Público, Pedro Carlos Aspe Armella, hijo de Pedro Aspe Sais, director general de El Palacio de Hierro, es un economista que en el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari se desempeñó magistralmente, pues entre otros muchos logros, consiguió la autonomía del Banco de México, al grado que fue considerado al igual que Manuel Camacho y Luis Donaldo Colosio, como parte de la terna para definir el candidato del PRI a la presidencia de México, en 1994.

   El 27 de junio de 1989 se había publicado el decreto por el cual se emitían los instrumentos de deuda llamados Tesobonos, que le permitieron al gobierno de Salinas financiarse con recursos internos mientras se definía el esquema de la reestructuración. El gobierno federal daba en ese año varios espectaculares golpes que proyectaban a Carlos Salinas a los más altos niveles internacionales, como el 10 de enero que en peliculesco operativo se detuvo a Joaquín Hernández Galicia “La Quina”, líder del poderoso sindicato petrolero. Y el 13 de junio se apresó al ex alto funcionario de la DFS, José Antonio Zorrilla, acusado de ser autor intelectual del crimen al periodista Manuel Buendía, y el 8 de abril anterior se había hecho lo mismo con el narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo.

  Nuestro país comienza a ser objeto de reconocimientos internacionales, que culminaron en 1994 con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá. Este evento transformó la vida económica nacional, pues tuvo amplias repercusiones en el sector productivo.