20/01/2018
Editoriales

Noviembre 4 de 1857: se autoriza, mediante decreto número 13, la instalación del Colegio Civil de Monterrey

Noviembre 4 de 1857: se autoriza, mediante decreto número 13, la instalación del Colegio Civil de Monterrey. Gracias a la Reforma Juarista se funda el Colegio Civil –opuesto a los colegios religiosos- por el gobernador Santiago Vidaurri, y reglamentado en 1859 por su sustituto José S. Aramberri, que concentra las cátedras de jurisprudencia y medicina.

Su primer director fue José de Jesús Dávila y Prieto. Luego abre la cátedra de enfermería, latinidad, filosofía, y dibujo. Fue hasta el 2 de mayo de 1860 cuando el doctor José Eleuterio González funda la Escuela de medicina. En 1868 el Colegio Civil abre la carrera de agrimensura, antecedente de la Ingeniería Civil, y ocho años después, en 1876, se separan las Escuelas de jurisprudencia y medicina.

Para 1887, la Escuela Normal tenía 106 alumnos; entre medicina y jurisprudencia, había 52; en el nivel de secundaria y preparatoria había 106; y el Seminario, 32 alumnos. En 1894 aparecen barruntos de educación tecnológica con estudios de telegrafista, ensayador de metales y una academia de dibujo técnico. Se imparten materias como agrimensura, geometría analítica, trigonometría, geometría práctica y cálculo infinitesimal, mecánica racional, astronomía, cronología, geografía de México, física, mineralogía, botánica, química orgánica e inorgánica y cosmografía, para fundarse posteriormente la carrera de Ingeniero. Porque algunas industrias capacitaban a sus trabajadores, (en el periodo reyista, los ingenieros y arquitectos eran traídos a Nuevo León del extranjero).

La revolución mexicana sustituyó a los profesionales extranjeros por nacionales, con egresados de la Universidad Nacional de México, pero la pujanza industrial de Nuevo León exige más personal capacitado, pensándose en crear una institución propia, justo cuando estalla la huelga de la Universidad Nacional en 1929. Los gobernadores Aarón Sáenz y Francisco A. Cárdenas impulsaron la educación universitaria, con una nueva ley de Instrucción Pública urgiendo a que Colegio Civil convirtiera sus cátedras en universitarias. Se pensaba en una universidad en el norte de México, pero Chihuahua y Coahuila peleaban su sede. Así que se desmantela el concepto de universidad regional y un grupo encabezado por el gobernador Francisco A. Cárdenas, Juan Manuel Elizondo, Raúl Rangel y José Alvarado se avoca a crear una universidad para Nuevo León. El Colegio Civil de Monterrey es la piedra de toque para la existencia de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Su edificio sede es ahora un estupendo Centro Cultural Universitario que lleva su nombre, y alberga toda clase de expresiones del arte y la cultura. Dentro de sus intalaciones está el Aula Magna Universitaria, recinto de especial belleza arquitectónica que le da señorío a ese coso que engalana a nuestra ciudad de Monterrey.