22/Sep/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Enero 18 de 1946: Cambia de nombre el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), para llamarse Partido Revolucionario Institucional (PRI). Terminaba su periodo el presidente Manuel Ávila Camacho, y el candidato Miguel Alemán Valdés fue el primer abanderado nacional del PRI. Este partido político es parte de la historia nacional, pues su origen fue una necesidad apremiante de pacificar a todos los grupos políticos formados por los diversos militares revolucionarios que dominaban las diversas regiones del país y que buscaban participar en el gobierno después del asesinato de Álvaro Obregón (1928).

La idea fue del expresidente Plutarco Elías Calles que se concretó el 4 de marzo de 1929, tras de haberse aprobado sus documentos básicos en una convención realizada en el Teatro de la República de Querétaro, en discusiones que duraron tres días. El nombre original fue Partido Nacional Revolucionario PNR, en donde participaban todos los grupos mencionados, y Calles –aunque se tratara de una política ecuménica- era quien ejercía el poder hegemónico durante la época conocida como El Maximato. El primer candidato fue Pascual Ortiz Rubio, quien venció a José Vasconcelos, y se mantuvo un férreo control político hasta que nueve años después (1938) llegó el rompimiento de Calles y Lázaro Cárdenas quien incluyó en el partido a varias centrales obreras, y le cambió hasta el nombre, llamándose a partir de ese momento Partido de la Revolución Mexicana PRM.

El lema del PRM era: Por una Democracia para los Trabajadores, abriendo espacios políticos a las clases medias enlazadas con campesinos y obreros, hasta 1946 que se generó otro cambio de estatutos y de nombre, fecha que hoy recordamos para cambiarse a Partido Revolucionario Institucional. La nueva filosofía política del PRI era dar prioridad a las instituciones más que a los caudillos. El PRI impulsó la industrialización de México consiguiendo que la economía creciera como nunca durante un proceso conocido como El Milagro Mexicano, época en que se modernizaron las instituciones nacionales y se construyó la infraestructura que permitió el crecimiento reconocido universalmente. El PRI ha tenido dos presidentes que llegaron a la presidencia de la República en Emilio Portes Gil y Lázaro Cárdenas, aunque Luis Donaldo Colosio fue dirigente priísta y candidato, no llegó a la presidencia de la República por haber sido asesinado. Dos presidentes de México fueron secretarios generales del PRI: Adolfo López Mateos y Abelardo L. Rodríguez.

Nuevo León ha tenido a dos presidentes del PRI a nivel nacional: Alfonso Martínez Domínguez y Cristina Díaz Salazar. Durante casi 71 años este partido político gobernó al país, hasta que en el año 2000 el PAN lo derrotó con Vicente Fox Quesada, y en 2006 el PAN repitió el triunfo con Felipe Calderón, el PRI regresó en 2012 a la presidencia con Enrique Peña Nieto, y en 2018 fue derrotado por Andrés Manuel López Obrador, postulado por Morena. En el nivel estatal, la primera vez que el PRI perdió una elección fue en 1989 en Baja California cuando el PAN venció con Ernesto Ruffo Apel a la priísta Margarita Ortega. A partir de entonces la hegemonía del PRI desapareció, superándose la etapa de partido único o casi único, para ser un sistema de partidos políticos.