03/Apr/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Enero 03 de 1782: nace en San Miguel El Grande –hoy San Miguel de Allende- Juan José de los Reyes Martínez Amaro, quien sería conocido como El Pípila. No hay documentos que acrediten fehacientemente la fecha de su nacimiento, ni siquiera de su muerte, sólo existen versiones coincidentes de sus coetáneos que esas sí están debidamente registradas. Su apodo viene de sus compañeros de trabajo en la mina de Mellado, donde laboraba de barretero, y significa “cara de guajolote”. Lo más relevante de El Pípila es un acto de heroísmo que realizó el 28 de septiembre de 1810, durante un combate entre los insurgentes dirigidos por Miguel Hidalgo, y los realistas comandados por Juan Antonio de Riaño.

Los realistas estaban guarecidos en el Palacio del Maíz, conocido popularmente como La Alhóndiga de Granaditas, y los insurgentes no podían ingresar por ellos, así que Hidalgo dio la orden de quemar la fuerte puerta de madera que protegía la fortaleza. El Pípila sabía de explosivos debido a su trabajo, así que fue a la tienda llamada “La Galarza” en donde adquirió lo necesario para volar la puerta. De una banqueta aledaña a la fortaleza, El Pípila arrancó una pesada losa de concreto y se la colocó en la espalda, solo que el peso muerto del material pétreo lo dobló por lo que hubo de reptar hasta la puerta de la Alhónfiga de Granaditas, e hizo arder la puerta, aplicándole aceite a la madera así como brea. Con una rama de ocote que llevaba encendida le prendió fuego y en unos minutos pudieron ingresar los insurgentes, quienes obtuvieron un sonado triunfo militar, pero el movimiento insurgente se desprestigió ante los ojos de la clase pudiente del país, porque la turba saqueó la Alhóndiga, y masacró a militares y civiles que se habían refugiado en esa fortaleza.