23/01/2018
Editoriales

Nueva reversa del Bronco

La nueva reversa del gobernador Jaime Rodríguez Calderón es ahora con respecto al proyecto Monterrey VI, que ahora dice que no está muerto, nomás le faltó decir que "andaba de parranda"... esto sale cuando visita al presidente Peña Nieto y cuando se nombra al ex director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, Emilio Rangel, como mandamás en las cuencas hidráulicas del norte del país... Audiencia Pública ya se está acostumbrando a estas actitudes del gobernante, que empezaron a hacerse costumbre cuando le reclamaron que había dicho en campaña que cancelaría el impuesto a la tenencia, y respondió: Si dije, pero ahora me desdigo... ¿cómo la béisbol?...///

El que de plano "se la baña" como dicen ahora los niños, es Adex Rodríguez Calderón, hermano del gobernador Jaime, pues se brincó el torniquete del Metro para no pagar en domingo... desde luego que se atiene a que ningún agente policíaco se va a aventar a detener al hermano del gobernador, algo que debería criticarse pero vemos que lo toman como si fuera una hazaña digna de difusión... no estamos de acuerdo en que se haya quitado el cobro del Metro en los domingos, pero eso no significa que estemos de acuerdo en que la gente se brinque los torniquetes de pago, pues eso aquí y en China provoca caos y promueve el vandalismo... si quiere protestar contra su hermano, hay otras formas, no violando el estado de derecho, que chueco o derecho, lo impone la autoridad... ¿estamos?...///

El arzobispo Rogelio Cabrera advierte que la detención del Chapo Guzmán es una señal clara de que el mal no triunfará, y eso nos agrada pues los indicadores desde el pasado mes de noviembre son aterradores... hay un incremento en la violencia que asusta pues invoca tiempos idos ya superados de los años 2009, 2010 y 2011, cuando no salíamos a la calle más que cuando era absolutamente necesario... ojalá que el Arzobispo le diga al gobernador cómo hacerle para que su visión (la de don Rogelio Cabrera) se convierta en realidad... porque nomás ayer supimos que fueron realmente ¡siete! Los ejecutados en Santa Catarina, y no cinco, como nos habían dicho... esconder el número de muertos no soluciona el problema, es como el chiste de moda del tipo que va a gimnasio y le cobran una cuota baja si toma un curso de fotoshop donde puede "adelgazar" varios kilos en una sola fotografía... esperemos que se además de rezos del Arzobispo, las autoridades estatales se pongan las pilas y nos defiendan de los malos... ¿de acuerdo?...///