15/Oct/2019
Editoriales

Las Plazas de Monterrey. La Plaza de la Muralla, del 27 de Septiembre, de La Luz, y del Magisterio

 

La amarga experiencia vivida en la invasión norteamericana a la ciudad de Monterrey (1846-1848) obligó a las autoridades a prever nuevas instalaciones militares para enfrentar en mejores condiciones futuras contingencias. Se iniciaron proyectos para fortificar a la ciudad, y el más serio fue en 1854, del gobernador santanista Pedro de Ampudia y Grimarest, durante la dictadura de Antonio López de Santa Anna.

Su proyecto contemplaba dos opciones: la primera, construir y/o reconstruir diez fortalezas militares modernas, pero eso sería muy costoso; y la segunda era levantar 21 murallas alrededor de la ciudad. Por el insoslayable argumento de la magra economía, el Departamento de Nuevo León consideró la segunda opción como la mejor, pero al llegar la Revolución de Ayutla, finó el gobierno dictatorial y el proyecto se difirió indefinidamente.

 

Una Muralla al norte de la Calle de la Presa

Sin embargo, se inició la construcción de algunas murallas, entre ellas, una al norte de la Calle de la Presa. Y coincidió que al llegar el periodo de estabilidad vidaurrista, la ciudad empezó a crecer rumbo al norte, y algunas viviendas se fincaron cerca de esta muralla, dando pie a la conformación del Barrio de la Muralla.

Conforme a la costumbre de la época, el Municipio arrendaba tierras para labrado y en septiembre de 1858 así sucedió en la zona de la Muralla. Ante la consolidación de este barrio fue menester la existencia de un área pública, que se estableció en la manzana delimitada por las actuales calles de Espinosa, Platón Sánchez. M. M. de Llano y Carvajal y de la Cueva. Desde luego que este espacio era, como cualquiera otra plaza, sólo un terraplén para instalar mercados, atar animales y otros usos simples.

 

Sesion del 6 de Septiembre de 1858 Presidencia del Sr. Garcia Dávila(…)que consultan se de en arrendamiento a los CC. Desiderio Gallegos y Teodoro Andrade una manzana de tierra á cada uno en el punto de la muralla (…) fuerón aprobadas separadamente disponiendo en consecuencia que al tomarse la razon correspondiente en la Tesoreria Municipal se haga con señalamiento de linderos y rumbo.

 

El Barrio de La Muralla

Una década después, en 1868, se refrendaba que este asentamiento era considerado un barrio de Monterrey, y se realizaban todo tipo de operaciones comerciales: 

 

6 de Abril de 1868. Presidencia (…) Jesus Arreola y Ayala(…) proponiendo se conceda (…) Jesus Arreola y Ayala merced de un terreno contiguo á otro que ya posee en propiedad en el barrio de la Muralla, (…) deseaba que (…)permaneciera suspenso miéntras el perteneciera al R. Ayuntamiento; (…)en consecuencia han pasado á medirlo (…) tiene treinta y seis y media varas de frente al sur con cien de fondo, dejando dos varas de cada lado para darle mas latitud á la calle, habiendo sido valorizado por peritos en diez pesos, (…) y el cinco por ciento sobre esta cantidad como está dispuesto para que se le otorgue la escritura.

 

La Plaza de La Muralla

Así que en ese mismo año el Cabildo oficializó el nombre de la Plaza como de la Muralla: 

 

20 de Agosto de 1868. Presidencia del Ciudadano Arreola y Ayala(…) Un dictámen de los Ciudadanos Capitulares Arteaga, Hinojosa y Ramon Garza, proponiendo(…) nombres de las calles del Repueblo del norte y plazas en la forma siguiente: De norte á sur, de Ysac Garza Cantú; Demócrata Manuel Maria del Llano, Lic. Lafuente, General Arteaga, Coronel Zalazar, General Arzita, Miguel Lerdo de Tejada, General Carlos Zalazar, Gutierrez Zamora, General Guilardi, J. Garza Leal, Coronel Juan N. Mendez, C. Benito Juarez, General Leandro Valle; Coronel  Villagomez, Alameda, General Villagra, General Juan Alvarez, General Porfirio Dias, General Corona, Miguel Nieto, Lima, Bolivar, Centro America, Ecuador y Perú. De oriente á poniente, General Tapia, General Espinoza, General Treviño, General Doblado, General Herrera y Cairo, General Jimenez, Coronel P. Sanchez, Coronel R. Martinez, Coronel N. Romero y la Zona. Plazas 15 de Mayo, Santa Ysabel, la Muralla, San Jacinto, General Gerónimo Treviño, Santa Gertrudis, la Carbonera, San Javier, Santa Ynes, Calpulalpan, y la Constitucion de 1857. (…) el Ciudadano Presidente espuso: que los nombres de algunas calles que faltan para las 41 se han dejado de proponer, porque son los mismos que llevan las que del centro de esta Ciudad pasan á aquel Repueblo, (…) el dictamen se aprobó, disponiendo en consecuencia que pase al Yngeniero para que anote los nombres de las calles en el plano respectivo y devuelva el expediente para que sea archivado.

 

Es necesario anotar que para el año de 1873 aún existía el fortín de la Muralla:

 

Merced de cuatro manzanas de tierras, situadas junto al fortín de la muralla, acordada en favor del C. Dionisio González, el cual traspaso a los C.C. Francisco Chapa, Juan Pérez y Jesús González.

 

Suben los precios de propiedades en El Barrio de La Muralla

La ley de la oferta y demanda estaba presente en nuestra ciudad, así que para 1880, comenzaban a cotizarse alto las propiedades en la ciudad, y en consecuencia las cercanas a la Plaza de la Muralla adquirieron un alto valor económico.

 

Siete de Julio de mil ochocientos ochenta(…) consultándo se concedan mercedes los Señores Rafael Aldape de la manzana del Repueble del Norte, marcada en el plano respectivo con el número 41 dando frente su esquina sur-oeste la plaza de la Muralla, valorisada en cuarenta pesos que deben reconocer, con obligacion de enterar en la Tesoreria Municipal quince pesos, valor de las mejoras como pago de las rentas vencidas, arbitrios respectivos y trámites alli reseñados;

 

La donación de terrenos para una Iglesia en el Barrio de La Muralla

El Barrio de la Muralla era de buen nivel social, pero quedaba lejos de la Iglesia de Catedral. Sin embargo, los devotos vecinos insistían en forma recurrente con el obispo de Monterrey Jacinto López en la necesidad de construir un templo, hasta que éste gestionó ante el padre Alfredo Dávalos y la señora Francisca Muguerza de Calderón que donaran los terrenos suficientes para construir la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz. Aunque estos predios no estaban frente a la plaza, el templo se edificó cerca en las actuales calles de Ruperto Martínez y Carvajal y de la Cueva. 

 

La Iglesia de Nuestra Señora de la Luz

Así que para el 6 de enero de 1895 se iniciaron las obras para ser abierto al público en 1900 una vez bendecido este templo por lo que el rostro del Barrio la Muralla se transformó, al ser sede de uno de los principales centros de devoción de la ciudad. 

 

La inundación de 1909 propicia la mención de la Plaza de la Luz

Pasada una década, en 1909, se sufrió una terrible inundación, por lo que se implementaron refugios temporales para los damnificados, y es en ese momento cuando aparece por primera vez el nombre de Plaza de la Luz, aunque de forma coloquial, pero así es mencionado en el Cabildo:

6 de Septiembre de 1909 Presidencia del Doctor Martínez (…) los trabajos de construcción de localidades para asilo de los damnificados estaban muy adelantados, pero los de la Plaza San Jacinto estaban ya terminados y los de la Plaza de La Luz pronto se terminarían.

 

Se intenta vender los tejabanes de damnificados en la Plaza de La Muralla

Al año siguiente se celebraba el Centenario de la Independencia nacional. La ciudad estaba endeudada por los gastos extraordinarios de reparación de los daños de la inundación, tomándose la decisión de vender “unos cuartos de madera” construidos en algunas plazas para albergar a los damnificados, como kioscos de refrescos y alimentos o pequeños restaurantes, entre ellos uno en la Plaza de la Muralla:

 

25 de Julio de 1910. Presidencia del Señor Ildefonso Zambrano(…) Valentin Rivero y Gaj (…) Presidente de la Junta de Beneficencia de Monterrey, manifiesta que (…) fueron cobrados en el Banco Mercantil de Monterrey documentos que la misma Junta de Beneficencia (…)algo más de $ 4,000.00 (…) debe ser reintegrada aquella Institución de Crédito; que (…)no cuenta más que con los cuartos de madera que mandó construir en las Plazas "Independencia" San Jacinto y "La Muralla", (…) van ser adjudicados en venta (…) a las personas que ofrezcan mejores posturas; y que (…) esa venta dista mucho de cubrir el déficit (…) si es que no se les hace alguna concesión por parte del Municipio, (…)pidiendo que (…)los compradores (…)no se les obligue cambiarlos ni se les cobre por ellos ningún impuesto Municipal en lo que resta del presente año. Tomado en consideración el memorial del Señor Rivero y Gaj (…) se acordó de conformidad 

 

La venta de los cuartos no se realizó y continuaron ocupándolos las familias de damnificados y posesionarios, al grado de que la plaza era casi un asentamiento irregular, con este motivo se mandó investigar el estado de esos tejabanes:

 

9 de Enero de 1911.-Presidencia del Dr. Fermín Martínez(…) el Munícipe Hinojosa dijo: que en las Plazas de La Muralla y San Jacinto existen muchos tejabanes en pésimas condiciones de salubridad, así como que presentan aspecto de muladares y que tanto porque ésto afea de gran manera al adelanto y cultura de esta Capital, como por la higiene misma, (…)lo comunique al Consejo de Salubridad para que inspeccione é informe lo que se aprobó por unanimidad, (…). 

 

El alcalde Fermín Martínez convierte en verdadera plaza a La Muralla

Esto hace que en ese mismo año de 1911, la administración municipal de Fermín Martínez se aplicara a convertir la Plaza de la Muralla en una verdadera plaza con árboles, andadores y bancas; pues hasta ese momento, como se ha dicho, era una especie de asentamiento irregular:

 

Doce de Junio de mil novecientos once.- Presidencia del Sr. Alcalde Primero Doctor, Fermín Martínez(…). El Lic. Hinojosa (…) que la Ciudad cuenta con tres plazas, (…) la de Garza García, San Jacinto y la Muralla (…)convertirse como es de estricto deber en sitios amenos y hermosos, plantándose árboles y plantas chicas de jardín, (…) se haga eso con poco costo, (…) ya se cuenta con el agua suficiente para su irrigación, (…) se proceda efectuar esa mejora, para que si lo tienen bien, aprueben su moción. (…) quedó autorizado el Señor Presidente. para (…) librar sus órdenes en el sentido propuesto. 

 

Deslizan el nombre de Plaza de La Luz en el Cabildo

En el año de 1921 es nombrada en el seno del Cabildo la Plaza de la Muralla, como Plaza de la Luz al solicitar permiso para instalar una lotería:

 

15 de marzo de 1921.- Bajo la Presidencia del C. Hilario Martinez (…)  Alfredo Treviño pidiendo licencia para establecer una lotería en donde se rifaran objetos de loza, la que establecer en la Plaza de la Luz de esta Ciudad.- Se acordó pasar dicha peticion la 2a. comisión de Hacienda. 

 

Se instala alumbrado público en la “Plaza de la Luz”

El siguiente escalón en su desarrollo se realizó ese mismo año de 1921, al instalar el alumbrado público a la “Plaza de la Luz” aunque fuera tres décadas después de haber llegado la energía eléctrica a la ciudad:

 

22 de Marzo de 1921 Bajo la Presidencia del C. Hilario Martinez(…) los Sres. Ramón de la Garza y José G. Garza (…) el dia 30 de Septiembre de 1919 se había comunicado (…) el acuerdo (…) alumbrado de la Plaza que existe en ese barrio, conocida por el nombre de " La Luz ".- (…) se diera aviso para que se hiciera la instalación de luz respectiva, ponían en conocimiento de este H. Cabildo, que la construcción estaba terminada y pedían se hiciera la conección para proveer de alumbrado la expresada Plaza de la Luz.- (…) el Reg. Sanmiguel y dijo: Que como el tramite de este asunto era el que se pasara la Comisión de Alumbrado la anterior solicitud, (…) la Cía. de Luz y Fuerza Motriz no estaba dispuesta a hacer nuevas conecciones entretanto no se celebrara el contrato. 

 

Cambia de nombre la Plaza de la Muralla a Plaza 27 de Septiembre

En septiembre de 1921 dentro de las celebraciones relativas al centenario de la consumación de la independencia; la Plaza de la Muralla fue rebautizada como plaza 27 de Septiembre.

Continuará…

 

FUENTES

Plano de la ciudad de Monterrey con el proyecto de las obras necesarias para su defensa, Comandancia General de Nuevo León, 1854.

ARCHIVO DE MONTERREY, ACTAS DE CABILDO de: 6 de septiembre de 1858; 6 de abril de 1868; 20 de agosto de 1868;7 de julio de 1880; 6 de septiembre de 1909;25 de julio de 1910;9 de enero de 1911;12 de junio de 1911;15 de marzo de 1921;22 de marzo de 1921.

RAMO CIVIL 1873