28/Sep/2020
Editoriales

Entre matemáticos

En 1814 agonizaba en París un famoso matemático. Estaban en torno de su cama, la familia y los amigos del hombre diciéndole palabras dulces esforzándose en arrancarle al moribundo alguna palabra, sin conseguirlo. Entonces llegó su amigo Maupertuis, compañero de la Academia de Ciencias, quien les aseguró que él conseguiría que hablara, y se lo permitieron. Se acercó al oído del agonizante y le dijo: 

_Oye ¿cuál es el cuadrado de 12…?

El viejo matemático y profesor trató de incorporarse y dijo con toda claridad: 

_¿Tú me lo preguntas; no sabes que el cuadrado de 12 es 143…?. Y expiró sonriendo, pues tal vez buscaba irse ridiculizando a su colega.