Nacional

No puede haber mexicanos de primera y de segunda: Ivonne Ortega Pacheco

Ciudad de México.- Derivado de la iniciativa enviada por el presidente Enrique Peña Nieto, la legisladora federal Ivonne Ortega Pacheco votó a favor del dictamen para reconocer a nivel constitucional el matrimonio civil igualitario.

Al fundamentar su voto, la ex gobernadora de Yucatán señaló que el matrimonio civil igualitario "es una expresión de la igualdad ante la ley, establecida por la Constitución Mexicana. Es un tema de derechos y no de prácticas religiosas, y por cierto, la libertad de culto también está protegida en nuestra Constitución".

"En México no puede haber mexicanos de primera y de segunda, sino iguales ante la ley, y ésta es la razón de mi voto a favor de este dictamen", subrayó.

Ortega Pacheco manifestó que la misma Contitución proteje y sustenta en la igualdad, el derecho de los mexicanos de unirse ante la ley, con independencia de sus ideologías o preferencias sexuales.

"Pero también es cierto que para ejercer ese derecho ha sido necesario recorrer un camino tortuoso y en muchos casos ampararse. Tienen que superar obstáculos que lo convierten, para efectos prácticos, en un derecho vedado", expresó.

Por eso –refirió-, "desde que el Presidente Enrique Peña Nieto envió la iniciativa que ha generado el dictamen, como todos saben, me manifesté a favor porque creo en la igualdad de derechos y estoy en contra de cualquier acto de discriminación".

En cuanto a las creencias religiosas, recordó que el representante del Papa en nuestro país, el Nuncio Apostólico, "ha expresado que se trata de un asunto de derechos humanos".

"Soy católica y respeto a mi Iglesia pero también soy mexicana y respeto la Constitución y las leyes. En nuestro país, la separación entre los temas del Estado y los del culto existe desde los tiempos de la Reforma, pero la convivencia del cumplimiento de la ley y la fe, existe y se sustenta en una frase muy clara: Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios", concluyó.

Durante la sesión plenaria de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, la mayoría de sus integrantes votó en contra, por lo que el dictamen fue rechazado. Los únicos votos priistas a favor fueron los de Ortega Pacheco y el diputado Benjamín Medrano.