Nacional

Este video destapó el caso ‘Porkys’… Capitaine sigue proceso

CIUDAD DE MÉXICO. A más de un año de haberse iniciado la investigación ministerial 592/15/1ESP/VER/05 en contra de cinco jóvenes que integraban la banda de 'Los Porkys', por el delito de abuso sexual en contra de Dapnhe Fernández, hasta el momento se encuentra detenido por el delito de pederastia Enrique Capitaine -a quien le fue negado un amparo-, y Diego Cruz, en Madrid, España. Mientras que otros de los implicados, Jorge Cotaita Cabrales y Gerardo Rodríguez Acosta, no se sabe nada.

Mi hija, menor de edad, fue subida a un auto en contra de su voluntad, fue privada de su libertad, fue incomunicada, fue vejada, fue sometida, fue abusada sexualmente y fue violada", relató en su momento Javier Arturo Fernández Torres, padre de la víctima, en una carta abierta.

En aquel momento, culpó a Enrique Capitaine Marín, hijo Felipe Capitaine, y a Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodriguez Acosta, hijos de empresarios de la barbarie en contra de su hija. Además, en la averiguación se menciona a un quinto involucrado, Felipe Capitaine, todos gozando de libertad.

De acuerdo a los señalamientos de Fernández Torres, hizo pública la violación debido al desprestigio en redes sociales que, asegura, encabezaron las familias de los agresores y al daño psicológico que ocasionaron a su hija.

Esta carta la dirijo, a pesar de mi inmensa pena y dolor, a la opinión pública para enterar lo que han hecho las familias de los involucrados que, a pesar de saber lo que sucedió, a pesar de haber hablado conmigo, de haberse consternado por la tragedia, de haber reconocido los hechos, de haber filmado videos donde sus hijos se disculpan con mi hija por el gran daño que le hicieron, a pesar de todo esto, se han encargado de atacar, difamar y calumniar inmisericorde e inmoralmente a la víctima, con tal de evitar que sus hijos asuman su responsabilidad por el delito que cometieron".

El padre de la víctima señaló que su hija contó todo a su hermana mayor y luego lo hizo saber al personal del bachillerato privado donde estudia.

Dijo que el día que ocurrieron los hechos, los jóvenes "subieron a su hija contra su voluntad en la parte de en medio del asiento de atrás del auto y era custodiada por Jorge Cotaita por un lado (atrás del conductor) y Diego Cruz por el otro (atrás del copiloto). Estos dos sujetos le jalaban la ropa y la manoseaban por debajo de la falda, tocándole sus pechos y partes íntimas. Ella les insistió que no lo hicieran, que no quería eso, pero ellos entre burlas y agresiones seguían haciéndolo mientras Enrique Capitaine manejaba a toda velocidad y Gerardo Rodríguez era copiloto. Todo ese tiempo, ella trataba de calmarlos y hacerlos entrar en razón pero no lo logró".

Dijo que pese a haber acordado con los padres de los violadores resarcir el daño, está se dio a través de un video, que fue subido a YouTube en que los involucrados confiesan su atrocidad, pero lo que más afectó a su hija fue la campaña de desprestigio que iniciaron en Facebook, negando los hechos; razón por la que exige a la Fiscalía de Veracruz tomar cartas en el asunto.