21/Sep/2019
Internacional

Desplome de helicóptero y asesinatos de militares arrecian crisis en Venezuela

 

Venezuela.- Siete militares venezolanos murieron este sábado al precipitarse a tierra un helicóptero de la Fuerza Armada en las afueras de Caracas. Por otro lado, siete elementos, entre ellos del ejército venezolano fueron ejecutados en una emboscada en el estado de Aragua; eventos enmarcados en las últimas manifestaciones convocadas por el líder opositor, Juan Guaidó.

 

Mueren siete en helicopterazo

 

Un helicóptero del Ejército venezolano con 7 tripulantes a bordo se precipitó a tierra en un sector boscoso del municipio caraqueño de El Hatillo, informó este sábado Elías Sayegh, autoridad municipal, sin detallar el estado de los pasajeros.

Según dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro en Twitter, el "incidente" se produjo en horas de la mañana "perdiendo la vida 7 dignos oficiales de la patria".

Maduro lamentó el hecho y expresó sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas: dos mayores, tres capitanes y dos tenientes coroneles.

 La aeronave, modelo Cougar, de la Aviación Militar de Venezuela, cayó en una zona montañosa del municipio El Hatillo, en las inmediaciones del sector El Volcán, detalló el ministerio de Defensa en un comunicado.

Había partido de Caracas hacia la localidad de San Carlos, capital del estado Cojedes (noroeste), donde Maduro, acompañado por el alto mando militar, encabezó temprano maniobras en la base militar El Pao junto con unos mil 300 soldados.

 

Asesinan a 4 militares y 2 policías en emboscada

 

Cuatro militares, uno de ellos un general, y dos funcionarios policiales fueron asesinados este sábado en una emboscada en el estado de Aragua, en el centro-norte de Venezuela, informó a Efe una fuente con conocimiento del caso.

 Se desconocen los nombres de las víctimas y las causas del suceso, que ocurrió en una zona boscosa de la carretera que une las localidades de Magdaleno y Palo Negro, donde la Fuerza Armada venezolana maneja una unidad agrícola.

Tampoco se indicó si los uniformados fueron despojados de sus pertenencias y armas de fuego reglamentarias, pero sí que el Gobernador de la entidad, Marco Torre, y el director de la policía científica, Douglas Rico, coordinan las labores de investigación.

 Los funcionarios policiales pertenecían al cuerpo del estado de Aragua, mientras que los militares al componente aviación y estaban afincados en la Base Aérea El Libertador (BAEL), también ubicada en esta entidad.

 Ninguna autoridad militar se ha pronunciado por el suceso.