12/Aug/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Julio 3 de 1879: nace en Lampazos de Naranjo, Antonio I. Villarreal, quien sería un hombre de carácter, militar y gobernador del estado. Antonio Irineo Villarreal González, hijo de Próspero Villarreal e Ignacia González. Estudió sus primeras letras en su pueblo y se fue a estudiar a la Escuela Normal  de San Luis Potosí, para en 1899, matricularse en la Normal de Monterrey, titulándose de maestro en 1901. Su fuerte carácter lo llevaba a enfrentamientos personales y se dice, sin demostrarlo, que mató a un rival, por lo que pasó cuatro años en la cárcel (de esto sí hay documentos). En 1903 inició su participación política en abierto enfrentamiento con el régimen de Porfirio Díaz, siendo el secretario del club liberal “Ponciano Arriaga” de SLP.

Se vinculó a los personajes que buscaban derrocar a Díaz, como los hermanos Flores Magón, Heriberto Jara y el propio Francisco I. Madero. Escribía en varios periódicos, entre ellos “Regeneración” que editaba una Junta Revolucionaria con sede en San Luis Missouri, fundando el Partido Liberal Mexicano, junto a los hermanos Flores Magón, siendo preso con ellos en Estados Unidos (Los Ángeles y en Yuma, Arizona) por tres años acusados de conspiración violatoria a las leyes de neutralidad. En 1910 formó parte de la Junta Revolucionaria de El Paso, Texas, y se fue al combate directo en Chihuahua. Al caer Porfirio Díaz, fue nombrado coronel y cónsul de México en España por el presidente Madero. Casó con la chihuahuense Blanca Sordo en 1912, y fue nombrado embajador en Japón, pero en el ínterin mataron a Madero, y en vez de ir a ejercer el cargo, se enlistó en julio de 1913 con Venustiano Carranza en su ejército constitucionalista.

Hizo campaña en el noreste del país, especialmente en Coahuila y Nuevo León, derrotando a Rubio Navarrete  y al general Miguel Quiroga. Fue ascendido a general de brigada, y combatió en Montemorelos, Terán y Linares, después tomó Ciudad Victoria, Tamaulipas. En abril de 1914 participó en la toma de Monterrey, y fue nombrado gobernador por el general Pablo González el día 24 de abril de 1914. Su formación ideológica floresmagonista -pro comunista-, le permitió legislar en materia obrera, siendo nuestra entidad líder nacional en la materia por los beneficios que obreros y trabajadores obtuvieron. Pero tuvo también algunos exabruptos como mandar destruir el histórico templo de San Francisco –el más antiguo en Monterrey- quemando los confesionarios y “fusilando” imágenes religiosas, según vox populi.

Dentro de sus arranques algunos terminaron siendo muy buenos para la ciudad, como la expropiación de la manzana norte del palacio de gobierno, sitio donde después se edificaría el palacio federal de Monterrey. Entregó el gobierno a Leobardo Chapa el 1 de octubre de 1914. Durante el régimen de Adolfo de la Huerta y luego con Álvaro Obregón fue titular de la Secretaría de Agricultura y Fomento, de junio 1 de 1920 a abril 21 de 1922. En tres ocasiones figuró como candidato a la Presidencia de la República y el 12 de noviembre de 1940 regresó al ejército con el grado de general de división. Murió en Ciudad de México el 16 de diciembre de 1944, siendo considerado uno de los nuevoleoneses más aguerridos de la historia.