23/07/2018
Editoriales

Los partidos políticos son grupos que buscan el poder político y por lo tanto, deben proteger su patrimonio mayor

La solicitud – exigencia del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, al Partido Revolucionario Institucional, de que no defienda a sus militantes cuando él los acusa, es una inconsistencia cuando menos, pues el actual gobierno ha defendido personas y causas indefendibles a granel… no sólo nos referimos a los ex funcionarios acusados de malos manejos y a contratistas de su imagen política con remuneraciones millonarias, sino de inversiones propias que no se han aclarado en cuanto al origen de los recursos… los partidos políticos son grupos que buscan el poder político y por lo tanto, deben proteger su patrimonio mayor, que es su militancia, claro, a menos que se demuestre conforme a la ley que hayan actuado en forma delincuencial, y es en ese momento cuando deben reprimir a quienes actuaron fuera de la ley, pero es hasta entonces, pues acusar es el pan de todos los días, sólo que a la hora de comprobar las acusaciones, han sonado bofo una y otra vez… ¿a poco no?...///

Y hablando de comprobar las acusaciones, el dicho del gobernador contra la declaración de Pedro Pablo Treviño, es en contra del estado de derecho y más si consideramos el nuevo sistema penal acusatorio… es que dice que no, que los acusados son culpables y si no es así, que demuestren  su inocencia, cuando es exactamente al revés, pues en este país todos somos inocentes hasta que se nos demuestre lo contrario… imagínese usted si a todos los que acusa el gobierno, quien por otra parte anda en campaña y necesita golpear a sus adversarios, son culpables de entrada antes de enjuiciarlos conforme a la ley, en dónde queda nuestro estado de derecho… habrase visto…///

Ya pasamos el 107 aniversario de la revolución mexicana, para lo cual festejamos con un día de asueto y hasta desfile alusivo al tema… sin embargo, Audiencia Pública le apuesta a usted que no volveremos a escuchar ese término de “revolución mexicana” en cuando menos seis meses, pues ni siquiera de oídas la conocen muchos de los actuales actores políticos… ¿de acuerdo?...///