18/Aug/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Diciembre 13 de 1838: nombra el presidente Anastasio Bustamante un nuevo gabinete. El ex presidente Manuel Gómez Pedraza es nombrado ministro de Relaciones Exteriores de México; Juan Rodríguez Puebla, del Interior; José de la Cortina, de Hacienda; y Benito Quijano, de Guerra. Se desarrollaba la llamada Guerra de los Pasteles (abril de 1838 a marzo de 1839) que inició cuando el contralmirante francés Baudin mandó a la ciudad de México el 1º de noviembre anterior sus credenciales que le facultaban para negociar las reclamaciones de su país al nuestro por supuestos daños a ciudadanos franceses radicados en México. Desde que llegó a Veracruz habían arribado con él, las fragatas Glorie y Mèdèe, las corbetas Crèole y Naiade, los bergantines Oreste, Cuirassier y Zebre, las bombardas Cyclope y Vulcain, y los vapores Méteore y Phaéton, que amenazantes presionaban a una negociación económica favorable a sus intereses, que era no menos que una “extorsión” pues realmente México no les debía la mayor parte de esa deuda.

Pero como no hubo arreglo, comenzaron las hostilidades de parte del invasor atacando el fuerte de San Juan de Ulúa hasta que es obligado a capitular. El 5 de diciembre los franceses atacaron Veracruz y capturaron al general Arista que había acudido a apoyar en la defensa al general López de Santa Anna. Éste guerrero mexicano pretendió sorprender al enemigo aprovechando que se replegaba con su prisionero cuando es sorprendido él a mitad de su acción, y en respuesta, los franceses lo bombardearon perdiendo su pierna izquierda. Este triste episodio trae consecuencias políticas y el presidente Bustamante tuvo que cambiar su gabinete como respuesta a la presión popular con exigencias de la restauración del federalismo, pues quedó demostrado que el sistema centralista no daba resultados.

Y de inmediato una multitud liberó a Valentín Gómez Farías, así como a José María Alpuche, presos políticos que eran considerados el símbolo del federalismo desplazado. Empezando el año 1839 se reincorporó Santa Anna a las acciones y en enero 27 ofreció sus bienes a fin de atender las necesidades del ejército. Estamos hablando de Santa Anna el héroe, no del posterior dictador mexicano en el que se convirtió. En fin, que hoy se cumplen 180 años de un dramático cambio de gabinete presidencial en tiempos muy difíciles.