15/12/2018
Editoriales

Marzo 25 de 1889: muere don José Calderón, exitoso empresario que instaló El León, una de las primeras cervecerías en Monterrey, antecedente de Cervecería Cuauhtémoc

Marzo 25 de 1889: muere don José Calderón, exitoso empresario que instaló El León, una de las primeras cervecerías en Monterrey, antecedente de Cervecería Cuauhtémoc. José Calderón Penilla nace en Monterrey, el 24 de marzo de 1843, hijo del empresario español oriundo de Santander, Pedro Calderón y la mexicana María de la Luz Penilla.

Don Pedro fue accionista fundador desde 1854 de la fábrica de hilados y tejidos La Fama, de Santa Catarina, Nuevo León. Por su parte, el joven José Calderón Penilla luchó en 1866 contra los invasores franceses bajo las órdenes de Mariano Escobedo, llegando a ser sargento en el ejército. Por esa época, José Calderón fue también regidor del ayuntamiento de Monterrey.

Pero José  Calderón, más que de la milicia y de la política, traía los genes del comercio, así que desde jovencito se dedicaba a ello, transportando personalmente a Saltillo mercancías de Nuevo León y Tamaulipas, y viceversa. Rápidamente consolida la empresa comercial más prestigiada de la región, llamada Casa Calderón –ubicada en las calles de Padre Mier y Galeana- , que vendía desde maquinaria importada, hasta vinos y licores, pasando por ropa y abarrotes.

Todos los tendajos de la época se surtían en Casa Calderón, convirtiéndose en importante mayorista, lo que le abrió las puertas para participar en las ferias más grandes del país, como la Feria de San Juan de los Lagos, a la que gustaba acudir personalmente para cerrar los tratos con los comerciantes del centro de México. Los operativos de traslado de Calderón a esas ferias eran grandes, pues iba cargado de mercancías importadas principalmente por el puerto de Matamoros y regresaba cargado de otras que adquiría en dichos eventos nacionales, y como en aquellos tiempos –así como vuelve a suceder ahora- en los caminos había cualquier cantidad de asaltantes,  arriesgaba su vida en los trayectos pero no faltaba cada año.

En San Luis Potosí, Calderón conoció al joven Isaac Garza, a quien contrató en 1874 para que le ayudara en el negocio llevando la contabilidad, lo que hizo a la perfección, y fomentó entre ellos una gran amistad. Posteriormente, entró a laborar a Casa Calderón otro joven talentoso llamado José A. Muguerza, con quien igual construyó amistad real (fue su cuñado). La amistad de esos tres hombres de negocios fue un factor importante para que José los invitara de socios a su negocio y que emprendieran otros, así que entre los tres hicieron que viniera a Monterrey y a toda Latinoamérica la gran industria.

Otro gran amigo de Calderón, fue José María Schneider, a quien conoció en San Luis, Missouri –a donde viajó ex profeso- y le contrató a para venirse a vivir a Monterrey, y con quien finalmente se asociaron los tres regios para edificar en 1889 el actual emporio llamado Cervecería Cuauhtémoc, dado que este último amigo tenía grandes conocimientos en la fabricación de cerveza, tanto que su Cerveza Schneider era considerada la mejor de la región y distribuida por Casa Calderón. Desde 1886, José Calderón había casado con Francisca Muguerza Crespo, hermana de su amigo y socio José A. Muguerza, teniendo como descendiente a José Calderón Muguerza. Gremialmente, Don José fue electo presidente de la Cámara de Comercio de Monterrey en 1885 y se dedicó con esa representatividad, a combatir el contrabando que en nuestra ciudad era modus vivendi de muchas personas.

Fue en esa época cuando Calderón entró al negocio de la cerveza y la fabricación del hielo, pues las altas temperaturas de la región hacían de éste un producto muy estimado. Como gobernaba Bernardo Reyes, consiguió fácilmente la exención de impuestos. Y ya Juntos los cuatro: Calderón, Isaac Garza, Muguerza y Schneider, liderados por José Calderón, iniciaron el gran proyecto de Cervecería Cuauhtémoc. Desafortunadamente, cuando esta gran industria estaba en plena construcción de su etapa final, el 25 de marzo de 1889 –a los 46 años de vida- muere José Calderón Penilla. Sus socios y luego su descendencia continuaron con la tradición empresarial que hizo gran ciudad industrial a Monterrey.