08/Aug/2020
Editoriales

Mercados y tacos malos para la salud

COLUMNA: ASESORÍA LEGAL

TEMA: MERCADOS Y TACOS MALOS PARA LA SALUD                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

LIC. JULIO CESAR ZAMUDIO -- DIRECTOR CORPORATIVO MERCADOTECNIA DE MEXICO

 

Si consumir tacos de dudosa calidad en la calle pone en riesgo su salud, imagínense comer y comprar en mercados populares, las cocinas económicas en los mercados siempre están infestadas de cucarachas pequeñas, la gente del nivel socioeconómico más bajo son los que por lo regular acuden a ese tipo de lugares, por ejemplo, el mercado San Juan de Tapachula es un foco grave de infección y nido de delincuentes, es el llamado "central de abastos”, en esta pandemia es grave ir a comprar a ese lugar debido a que no se respeta la sana distancia, los locatarios no atienden bien a sus clientes, de hecho, los locatarios no están organizados, porque si lo estuvieran ya hubieran resuelto el problema de la basura el cual cada vez es mayor el acumulamiento y las infecciones son graves, la inseguridad también está presente, los locatarios exigen al presidente municipal se ponga a trabajar, pero si ellos no hacen nada, se creen unos santos, venden comida y tacos insalubre, los productos de este mercado podrían estar contaminados y las familias corren el riesgo de enfermarse gravemente, en sí, salubridad de vería hacer acto de presencia para investigar que los permisos estén en orden y n ose venda carne de perro porque es lo más seguro, incluso los mismos locatarios explotan a niños para ponerlos a trabajar cargando cajas y bolsas muy pesadas de verduras o frutas, etcétera, originalmente se les priva a los niños de su infancia, en sí, los mercados son un foco de infección y grave para comprar en eso lugares, los mismos locatarios exponen a las personas porque al abrir en esta pandemia lo que están ocasionando es que el mercado se sature y prolifere más el virus, ya que al mercado no solo llegan personas jóvenes a comprar sino también de la tercera edad y bebés, por lo tanto, es un peligro el ir a comprar a este mercado, de hecho, entre los locatarios también están enfermos con su tos y gripa virulenta que se traen y no usan siquiera el tapabocas, arriesgan a las personas, las personas que trabajan para restaurantes y casas van a comprar al mercado y ponen en riesgo la salud de quienes consumen esos productos por estar altamente contaminados, lo mismo pasa en el mercado de Tuxtla Gutiérrez, el presidente municipal del mencionado municipio brilla por sus luces, es más, el presidente municipal de Tuxtla no está interesado en gobernar para la capital porque como que sus actividades son lentas y tiene reacciones retardadas, se parece a Andrés Manuel López Obrador así de tardado, ya hubiera puesto a trabajar a toda la gente que gana un salario en el gobierno, para eso están, no para ir a esconderse como ratas a sus casas y echarle la culpa al coronavirus, se debe someter a los comerciantes para que no retiren filtros sanitarios, tan solo en Tuxtla como en la mayoría de los municipios no Chiapas no se respeta la sana distancia, abarrotan el mercado viejo de Tuxtla a pesar de que hay muchos enfermos y muertos, poco les importa a los comerciantes de los mercados, si entre ellos mismos se han infectado, las cucarachas circulan por todas las cocinas económicas igual que las ratas pasan y hacen sus heces en los trastes que se ocupan para preparar y servir alimentos, otro de los mercados más insalubres del país es el de puebla, mercado Hidalgo, se encuentra cerca de la central camionera, en ese lugar la comida que sirven es de tres días antes, las cartas donde anuncian sus productos no tienen precio y cada comida corrida la dan a más de 180 pesos, es un asalto lo que hacen los comerciantes en ese mercado, a plena luz del día también asaltan a las personas, sin embargo los policías no pueden intervenir porque no quieren problemas con los comerciantes abusivos, del mercado hidalgo se han enfermado varias personas y siguen operando en lo más sucio y asqueroso con las comidas corridas y tacos en el mercado hidalgo de la ciudad de puebla, no hay higiene, usan agua sucia para lavar trastes, están tosiendo frecuentemente cuando están preparando los alimentos o al momento de servirlos sin usar siquiera el tapabocas, las niñas que sirven la comida tosen frente al plato y se rascan la cabeza como changos, no hay ninguna higiene, salubridad no hace su trabajo porque están comprados por los comerciantes para que no los visiten, ahora bien, el mercado municipal de Hermosillo en su momento fue cerrado por coronavirus, así como está ese mercado, lo mismo pasa con todos los demás, la gobernadora del Estado de Sonora tiene también actos retardados, y ni eso, porque no está haciendo ninguna promoción de nada para evitar la propagación, para empezar, la contingencia sanitaria no va a terminar ni este 2020, ni en el 2021, esto llegó para quedarse, pero, las actuales autoridades municipales y gobierno del Estado no hacen nada para supervisar los negocios de que respeten la sana distancia, los mercados del Estado de Sonora son un foco de infección también, peor aún, tienen una Gobernadora que no pone a trabajar al secretario de salud ni al promotor de la salud, solo se la pasan detectando a ver quién tiene y quien no coronavirus, de nada sirve, en sus manos la gente se les muere, en Monterrey pasa lo mismo, los locatarios de los mercados no miden el peligro, los comerciantes del mercado portales de Monterrey han detectado casos de coronavirus al interior, han de pensar que a ellos no les va a dar coronavirus y que solo es mentira del gobierno, exponen a la gente al ingresar al mercado, por ahora, comprar en los mercados es un peligro, tan solo en el mercado Morelos de la ciudad e Coatzacoalcos Veracruz han muerto comerciantes de coronavirus y están exponiendo a la gente que va y les compra sus productos porque están dañados, por el momento, no es conveniente comprar en ninguno de los mercados.