24/09/2018
Editoriales

En Tamaulipas comienzan a ponerse nerviosos con la ola de violencia, por más que digan los que son de allá que ya están acostumbrado

El discurso del presidente Enrique Peña Nieto defendiendo la soberanía nacional frente al agresivo Donald Trump tiene mucha miga para desglosar, entre ella está el que une a los candidatos a sucederle, algo inusual totalmente… pero en vez de alabarlo, hay voces que andan diciendo que falta el revire que le de Trump y que Peña debió ser más cauto… pero lo cierto es que a esa gente nunca la va a tener contenta, pues primero dicen que EPN es pasalón con Trump, que le tiene miedo y otras linduras… pero cuando se le enfrenta dicen que no, que es mejor ser agachón… ¿n´tons?...///

En Tamaulipas comienzan a ponerse nerviosos con la ola de violencia, por más que digan los que son de allá que ya están acostumbrados… y es que anda circulando por la res una fotografía del gobernador Cabeza de Vaca reunido con amigos personales, lo que a nadie extraña… pero lo grave es que debajo de su camisa azul, se le nota al gobernador que trae chaleco anti balas, lo que manda una señal de alerta pues si él que tiene toda la seguridad del estado, teme que algún disparo le llegue a su cuerpo, imagínese a los pobres tamaulipecos que con trabajos traen un carrito… o qué podemos pensar usted o nosotros que simplemente vamos a McAllen con “la defensa antibalas” de una simple tarjeta de crédito… gulp…///

Donse ya empezó la pelea dura es entre Javier Garza y Garza, nuevo fiscal anti corrupción y el ex fiscal anti corrupción Neto Canales, con el tema de los famosos expedientes… Garza dice que no que están mal armados y por eso están destinados a fracasar, lo que explica que todos los acusados anden libres… pero Canales dice que no es cierto, que lo único que sucede es que los expedientes siguen abiertos… pa’ eso nos gustaba el tal Canales… ¿eh?...///