17/11/2018
Editoriales

¿UN GOBER APURADO?

No vamos usar la palabra "desesperado" o la de "urgido" para describir la situación en que parece estar el gobernador del estado Jaime Rodríguez Calderón El Bronco. Decimos eso porque, según señalan los diputados del PRI y del PAN -- que ya sabemos son de oposición y por lo tanto siempre están llevando la contra o tratando de encontrar "prietitos en el arroz" a todo lo que hace el gobierno --, en el sentido de que la idea de eliminar las cuotas escolares en todas las escuelas públicas de educación básica no es una idea del gobernador como él lo presumió cuando dijo ayer "es una decisión del gobernador", sino que más bien es el mandato de una ley que fue aprobada desde el 2013 y que no se había aplicado en Nuevo León.

Dicha ley estipula que no se cobren cuotas y que los estados y municipio se hagan cargo del mantenimiento de los plánteles educativos así como de sus suministros básicos. Si esto es así entonces el gobernador Jaime Rodríguez se ve más bien en una situación en donde "le apura" hacer algo que lo reconcilie con su electorado después de todo lo de la tenencia, la certificación, el metro gratis los domingos, los apoyos a la vivienda, el trato a los maestros etc., es decir, de todo lo que ha hecho contradiciendo sus promesas de campaña. Hay que señalar que ayer también el gobernador agrego otra promesa y dijo que "muy pronto" estará listo lo del tema del trasporte gratis para estudiantes y que todo vendrá de "los ahorros que estamos haciendo" en el gobierno. Ojala y todo sea cierto y que El Bronco empiece a cumplir con sus promesas no solo para reconciliarse con su electorado sino para bien de todo el estado.