26/04/2018
Editoriales

Remedios 21 septiembre 2016

En un evento realizado ayer en el Crown Plaza por parte de la CANIRAC, los reporteros se toparon con la novedad de que no había acceso a medios y que el evento era privado. Sin embargo, el economista y periodista, Alfonso Gutiérrez, se las ingenió y sí logró pasar, pero a los pocos minutos fue descubierto y bolas que lo echaron para fuera. Afuera, un periodista de El Norte, rumiaba su coraje porque tampoco lo dejaron entrar.

Dicen que el problema real por el cual no dejaron pasar a los reporteros fue para que los reporteros no le preguntaran sobre los moches que piden los inspectores de la Secretaría de Salud para dejar fumar en casinos y otros lugares.

La que tiene poco que dejó las filas de El Porvenir es la compañera reportera Alma Torres, quien ahora labora para Metrópoli, un periódico de Tamaulipas. Alguien bromeó con Alma, quien le dijo irónico: con razón bajó el tiraje. Y todo mundo rió.

La raza recientemente se encontró a Orlando Maldonado, quien al verlo más gordito expresaron "es que ahora si está comiendo con manteca". Y hay que recordar que Orlando trabajó durante un buen tiempo en El Porvenir.