Internacional

Historia de las dificultades en las relaciones entre iraníes y saudíes

Arabia Saudita rompió relaciones diplomáticas el domingo con Irán por el asalto a su embajada en Teherán, que profundizó la crisis abierta entre los adversarios regionales por la ejecución de un destacado clérigo de la rama chií del Islam en el reino sunita.

Manifestantes iraníes irrumpieron en la embajada saudí el domingo y el principal líder chií de Irán, el ayatola Ali Khamenei, predijo una "venganza divina" por la ejecución de Nimr al-Nimr, un declarado opositor a la familia gobernante del reino saudita.

Estos son algunos detalles de los altibajos de las relaciones entre ambas potencias regionales en los últimos 20 años.

* 1987 - LA MECA

Las relaciones entre Arabia Saudita e Irán se tensaron al punto de romperse en julio de 1987, cuando 402 peregrinos, 275 de los cuales eran iraníes, murieron en enfrentamientos en la ciudad de La Meca.

Manifestantes salieron a las calles de Teherán y ocuparon la embajada saudita y prendieron fuego a la de Kuwait. Un diplomático saudí, Mousa'ad al-Ghamdi, murió en la capital irání de las heridas por su caída de una ventana de la embajada.

El Rey Fahd de Arabia Saudita rompió las relaciones diplomáticas en abril de 1988.

* 1999 - MEJORES TIEMPOS

El rey Fahd felicita al presidente iraní Mohammad Khatami por su victoria en las elecciones de 2001, diciendo que es un respaldo a sus políticas reformistas. Khatami, un clérigo chií, trabajó en pos de un acercamiento con Arabia Saudita tras su primer victoria en 1997, lo que terminó con dos décadas de tensas relaciones tras la victoria de la revolución islámica en Irán en 1979.

Khatami visitó Arabia Saudita en 1999, la primera vez de un presidente iraní desde la revolución. Los dos países firmaron un pacto de seguridad en abril de 2001 como prueba de sus mejores relaciones.

* 2003 - RIVALIDAD REGIONAL

La invasión que derrocó a Saddam Hussein en Irak dio mayor poder a la mayoría chií y como resultado hubo un cambio de orientación política que acercó al país a Irán.

El programa nuclear iraní profundizó el temor de los saudíes a que Teherán, bajo el gobierno del presidente Mahmoud Ahmadinejad, estuviese empeñado en dominar la región del Golfo Pérsico y aumentar la población chií.

* 2011 - PRIMAVERA ÁRABE

Arabia Saudita envió tropas para ayudar a que Baréin aplastara protestas masivas a favor de la democracia, por el temor a que una oposición mayoritariamente chií se alineara con Irán. Los dos países acusaron a Teherán de alentar la violencia contra la policía de Baréin.

Cables diplomáticos hechos públicos por WikiLeaks mostraron que líderes saudíes, incluido el rey Abdullah, han presionado a Washington para que tome una posición más firme frente al programa nuclear de Irán.

Arabia Saudita acusó a algunos chiíes de sus provincias orientales, incluyendo a Nimr, de cooperaron con países extranjeros -en referencia a Irán- para fomentar el disenso, después de choques entre la policía y chiíes.

* 2012 - GUERRA DE PODERES

Arabia Saudita se convirtió en el principal apoyo de los rebeldes que luchan para derrocar al presidente sirio Bashar al-Assad, un aliado de Irán. Riad acusó a Assad de "genocidio" y a Irán de "ocupación". Teherán dijo que los saudíes respaldan el "terrorismo".

En marzo de 2015, Arabia Saudita inició una campaña militar en Yemen para evitar que los Houthis, aliados de Irán, tomen el poder. Riad acusó a Irán de usar milicias para promover un golpe de Estado. Teherán acusó a los saudíes de apuntar a civiles con sus ataques aéreos.