26/03/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Marzo 15 de 1524: Expide el Cabildo Metropolitano, reunido en la casa de Hernán Cortés en Coyoacán, su primera Ordenanza para regular el trabajo de los herreros. Los metales eran los únicos valores económicos que todos reconocían como tales, así que los artesanos que los trabajaban con oficio reconocido eran muy importantes.

  De España llegaron acompañando a los conquistadores, Bartolomé González, Francisco Gutiérrez, Juan García y un par más de artesanos de la herrería. Organizar los diferentes gremios era una asignatura que se iniciaba a cumplir por parte de las autoridades de Nueva España. Las ordenanzas debían ser aprobadas por el Cabildo, pero no tenían fuerza de obligatoriedad si no las ratificaba el Virrey, sólo que en esa fecha no había aún Virrey, por lo que Hernán Cortés era la máxima autoridad española en la Nueva España.

  Después de organizar a los herreros, transitaron por el mismo camino los panaderos, los albañiles, los carpinteros y todos los artesanos que llegaron de la península ibérica. Agremiar a los trabajadores es el antecedente más antiguo del sindicalismo en América.