18/11/2018
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Agosto 13 de 1988: Pierden su registro las organizaciones políticas PDM, Partido Demócrata Mexicano, (que postuló a Gumersindo Magaña para la presidencia de la república) y PRT, Partido Revolucionario de los Trabajadores, (que postuló a la política nuevoleonesa Rosario Ibarra de Piedra). 

El 12 de enero de ese año se había formado en Jalapa, Veracruz, el Frente Democrático Nacional (PARM, FCRN, PSD, y PPS) para postular al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, luego de que la Corriente Democrática se separara del PRI. Los principales promotores del FDN son Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo. Posteriormente, Cárdenas es nombrado en junio 7 –un mes antes de las elecciones- candidato también del PMS, declinando a su candidatura, el ingeniero Heberto Castillo.

El 6 de julio se celebra por primera vez una elección presidencial entre semana y se vota también por primera vez en la ciudad de México por la Asamblea del Distrito Federal. Los resultados electorales favorecieron al candidato del PRI, Carlos Salinas de Gortari, siendo cuestionados por el candidato del Frente Democrático Nacional, el del PAN y la del PRT, pues el sistema de contabilidad de los votos –que presidía Manuel Bartlett- se “cayó” durante la noche del 6 de julio y la madrugada del día 7 de julio.

La ley electoral exigía y exige actualmente que los partidos políticos registrados obtengan un porcentaje mínimo de votos para conservar su registro, y el caso es que el PDM y PRT no llegaron a obtenerlo, por eso pierden su registro.  En 2015, el PT que dirige el nuevoleonés Alberto Anaya, luchó por conservar su registro nacional pues los votos que obtuvo no llegaron al 3.5% que la actual ley exige, pero consiguió que se anulara la elección del distrito 1 de Aguascalientes, y con ello lo respaldaron los partidos Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática, cuyo apoyo fue suficiente para reinsertarse en el padrón de los partidos políticos registrados ante la autoridad electoral. En las pasadas elecciones del primero de julio de 2018 el PT se alió con MORENA para postular a Andrés Manuel López Obrador como candidato a la presidencia de la república, alzándose con el triunfo. La política es como una rueda de la fortuna, decía Alfonso Martínez Domínguez, algunas veces se está abajo y otras arriba.