21/09/2018
Editoriales

Ya comienzan a amarrar navajas entre el gobernador Jaime Rodríguez Calderón y su interino Manuel González, pues anda corriendo la especie de que al segundo ya le gustó la sillita y no está dispuesto a regresarse a la de secretario de gobierno

Ya comienzan a amarrar navajas entre el gobernador Jaime Rodríguez Calderón y su interino Manuel González, pues anda corriendo la especie de que al segundo ya le gustó la sillita y no está dispuesto a regresarse a la de secretario de gobierno… estas versiones andan en la red e incluso en un conocido periódico de nuestra ciudad desglosan esto, dando pelos y señales de lo que supuestamente ha filtrado Manuel en contra de Jaime… sabemos de lo ingrata que puede ser la polaca, y desde luego los polacos, que la perversidad humana no tiene límites, pero sinceramente no creemos esas versiones, porque nos consta la amistad que tienen ambos actores del chisme mencionado… pero no sólo se trata de un chisme, sino de un tema constitucional, pues un gobernador tienen derechos que no se le pueden conculcar nomás por la ambición de alguien… ¿cómo la béisbol?...///

No es el caso de cuando José González estaba como segundo de a bordo de Emilio Chaufett en la secretaría de gobernación y que urdió un plan para acorralar al gobernador constitucional Sócrates Rizzo a efecto de que se fuera de su sitial para que Benjamín Clariond se sentara unos meses en la silla mayor… aquel supuesto plan malévolo al que vino perjudicando fue a Benjamín, pues ciertamente a Rizzo le escamotearon unos meses de su sexenio, pero al otro lo sacaron de la jugada para no poder aspirar a la candidatura… en ese episodio –que hay quien jura que fue cierto- que huele a fantasía, se trató de un funcionario federal en el área indicada para grillar, y el perjudicado ni idea tenía de lo que estaba sucediendo, lo que no coincide con el caso actual, pues el supuesto conspirador es del mismo nivel que el receptor de esas grillas… repetimos, nosotros no creemos que esto sea cierto, y estamos convencidos que para nuestro bien o nuestro mal, Jaime Rodríguez vendrá en dos semanas más a sentarse en la ansiada silla mayor estatal… ¿qué tal pollo pa’l arroz?...///