21/06/2018
Editoriales

La Imprescindible Moralidad

Hace dos y medio millones de años, cuando nuestros ancestros ascendieron al género homínido como la especie homo Hábilis, con estatura de 1.40 mts. y cerebro de 675 cc, la mitad del nuestro, empezaron lentamente a prevalecer sobre todos los demás animales, muchos de los cuales los superaban en fuerza, velocidad y armamento corporal, por una disciplina social que se auto-impusieron en los Grupos en que vivían: La horda, cuyos integrantes siempre cazaban y recolectaban juntos, y la tribu de varias hordas vecinas y de la misma cultura, con las que una vez al año se juntaban para intercambiar hermanas e hijas y así poder reproducirse si violar el tabú del incesto.

 

   Esa disciplina social, raíz de la moralidad, se fue refinando y fortaleciendo en las especies siguientes, los homo Erectus y Ergaster, de 1.50 mts. y 900 cc, cuyo dominio del encendido del fuego le permitió ya comer carne asada, de fácil digestión. Luego el homo Sapiens arcaico, que ya tenía faringe, por lo que ya pudo empezar a articular muchos sonidos diferentes en una habla todavía primitiva; y, por fin, el homo Sapiens moderno, con 1.70 de estatura y cerebro de 1,300 cc, un pequeño grupo de los cuales, que había sobrevivido en alguna parte de África al punto álgido de la última glaciación, ascendió a la plena conciencia hace unos 72,000 años, adquiriendo con ello tres grandes dinamismos, que les permitieron ascender al nivel cultural del Alto Paleolítico.

 

   Para entonces, los científicos estiman que la moralidad, enraizada ya en los instintos humanos, se conformaba en 4 normas básicas: 1) No matar ni dañar gravemente a ningún miembro del Grupo; 2) Repartir los recursos disponibles con criterio de equidad; 3) Comportarse dentro del Grupo como quien se es; y 4)  Llevar a cabo las funciones fisiológicas con criterios de privacidad y no contaminación.

Una vez que el pequeño grupo creció lo suficiente para dejar rastros, hace unos 60,000 años, los científicos empiezan a encontrar huellas de sus tres dinamismos: 1) Como necesario subproducto de la plena conciencia, que no puede dejar nada sin explicarse, nace el sentimiento religioso a través de los mitos que les parecían los más plausibles para explicarse todos los fenómenos cósmicos, meteorológicos, biológicos y sociales; 2)Tallaron las armas más eficientes con muchos nuevos materiales y perfeccionaron sus habilidades de caza, hasta el grado en que pudieron acabar con manadas entras de animales grandes; y 3) Procedieron a ocupar todos los demás continentes habitables, no sólo Eurasia, a donde ya habían pasado especies homínidas anteriores, sino también Australia y las dos Américas, que nunca lo habían sido.

 

   Hace 10,500 años empezaron a desarrollar la agricultura en el Medio Oriente, y luego en China y las Américas, y hace 5,500 años nacieron las primeras civilizaciones en la Baja Mesopotamia y en el Delta del Nilo, extendiéndose luego, y pasando, en el Medio Oriente y el Mediterráneo Oriental, alrededor de 750 años a.C. a civilizaciones de Segunda Generación: La Hebreo-Fenicia-Persa o Siriaco-Irania como la llama Toynbee, y la Greco Romana y en el siglo VII d.C. nacen tres civilizaciones de Tercera Generación, dos Cristianas, la Oriental en Anatolia y los Balcanes y la Occidental en Europa Occidental y al último el Islam en Arabia.

 

 

  A través de todos esos avatares la moralidad primitiva, fuertísima pero muy concéntrica ha tenido como principal problema el extenderse a ámbitos cada vez más grandes: Primero a grupos de aldeas, después a cada  civilización, luego a todos los creyentes en una religión; Hace unos 200 años la democracia liberal moderna, por un lado, y el socialismo, por otro, la han tratado de extender a todo el mundo, con resultados variables. En la crisis actual no hay cometido más importante ni urgente que el extender la moralidad a toda la muy diversa humanidad, para evitar nuestra destrucción, ya sea con terribles armas nucleares o perjudicando gravemente nuestro medio ambiente planetario.                                                                       

                                                  Atte.- JVG- 09-08-17.