18/Feb/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Enero 21 de 1911: Nace en Monterrey, Eduardo Livas Villarreal, quien sería Gobernador del Estado. Hijo de una conocida familia formada por los educadores Pablo Livas y Francisca Villarreal, fue hermano del médico Enrique C. Livas, rector de la Universidad de Nuevo León (hoy UANL) de 1936 hasta 1948. Eduardo Livas fue Abogado, político y periodista, que estudió la preparatoria en Colegio Civil y leyes en la Escuela de Derecho de Nuevo León, egresando y titulándose de Licenciado en Derecho en el año 1933.

Apenas terminó sus estudios, Livas Villarreal ingresó al poder judicial estatal, desempeñándose como Agente de Ministerio Público, y de esa posición comenzó su carrera en el sector público, actividad de la que no saldría hasta llegar a la cúspide, y que cuando accedió a la gubernatura el general Bonifacio Salinas Leal comenzó a tomar vuelos altos por ser nombrado secretario particular del militar y político más influyente de su época. Salinas Leal, además de gobernar Nuevo León, fue después gobernador de Baja California Sur.

En esa administración de Bonifacio Salinas (1939 – 1943), Livas se vinculó al secretario general de gobierno, Arturo B. De la Garza, que a la postre resultó gobernador, luego de una contienda interna partidaria en la cual Livas coadyuvó sólo marginalmente debido a que su cercanía con el gobernador Salinas Leal le impedía participar directamente en la campaña política.

Pero esto no obstó para que una vez electo, De la Garza lo nombrara Secretario General de Gobierno, y de allí Livas buscó la candidatura del PRI a la gubernatura, pero fue rebasado por el linarense avecindado en San Luis Potosí, Ignacio Morones Prieto, quien luego de conseguir la candidatura fue electo Gobernador, hasta que el presidente Ruiz Cortínes lo invitara a ser Secretario de Salud federal para que entrara de gobernador sustituto otro linarense, José Vivanco.

En el ínterin, Livas Villarreal renegó de su partido por un tiempo, hasta que se reconcilió con esa corriente política revolucionaria y fue delegado del PRI en el estado de Guanajuato. Fue también senador de la República de 1958 a 1961, fecha en que fue electo Gobernador de Nuevo León, cargo que desempeñó muy bien hasta el año de 1967, cuando entregó la gubernatura a su sucesor Eduardo A. Elizondo. Livas Villarreal desde estudiante tuvo la idea de que para abastecer de agua a Monterrey se requería la construcción de una presa, así que, siendo Gobernador, gestionó y con el apoyo del alto funcionario bancario originario también de Linares, Rodrigo Gómez, concretó la edificación de la presa La Boca, hoy presa Rodrigo Gómez.

Asimismo, en su sexenio se construyeron las carreteras de Monterrey a Colombia, que tiempo después permitiría al Estado contar con un puente internacional; y la carretera Monterrey – Mina – Monclova se extendió al sur de Nuevo León llegándose a pavimentar una conexión a Doctor Arroyo y Matehuala, San Luis Potosí. Siendo funcionario público de tiempo completo, Livas se dio tiempo para formar una familia con su esposa, doña Idalia Cantú –hermana del periodista Rogelio Cantú- con quien procreó a sus hijos Eduardo, Javier, Alfredo, Pablo y Juan Livas Cantú. En el ámbito político, Eduardo Livas conformó una corriente política conocida como El Livismo, con personajes de la talla de Humberto Ramos Lozano, Juventino González Ramos, Arturo de la Garza González, y otros que tuvieron vida política más allá de su gestión gubernamental. Murió a la edad de 80 años.