15/Sep/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Agosto 23 de 1907: apresan en Los Ángeles, California, a los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón, Antonio I. Villarreal y Librado Rivera. Esta acción policial estaba orquestada por el gobierno mexicano que había fracasado en una intentona de secuestrarlos para traerlos a nuestro país.

El 24 de septiembre siguiente fueron supuestamente liberados los cuatro mexicanos, pero de inmediato les ejecutaron otra orden de arresto ahora por un delito federal, y fueron liberados hasta el 3 de marzo de 1909. Durante su encarcelamiento tuvieron apoyos de mucha gente que protestaba por la ilegalidad, puesto que estuvieron en una “prisión preventiva”. Recibieron apoyos de organizaciones obreras de St. Louis Missouri, firmada por Mark Minzey; de periodistas como Ethel Dolser, quien escribió en The Call de San Francisco un artículo el 28 de septiembre de 1907 titulado: “Hombres arrestados en Los Ángeles que son campeones”. Recibieron visitas personales como la de Elizabeth D. Trowbridge, acompañada de A. G. Rogers en mayo de 1908. De allí se derivó un folleto “Political Prisioners Held in the United States” que fue una bomba política en el vecino país. En diciembre de 1908, publicó Elizabeth Trowbridge otro folleto titulado Under the Stars and Stripes en Tucson, Arizona, explicando que los tres llevaban un año y medio presos y su juicio se había turnado para enero de 1909, en Tombstone, Arizona.

El juicio finalmente se llevó a cabo el 5 de mayo de 1909. En junio de 1909, el periódico La Estrella de San Antonio, describió la farsa del juicio, y mencionó la intervención de Teresa Villarreal, hermana de Antonio I. Villarreal, aprovechando la injusticia cometida en contra de su hermano y sus tres amigos, para señalar los atropellos que sufren los mexicanos en Estados Unidos. Finalmente, las facciones maderista y magonista se unieron para derrotar al presidente Porfirio Díaz, y lo consiguieron.