15/11/2018
Editoriales

El PRD agoniza ¿Reencarnará como un sector de Morena?

El Senador Miguel Ángel Barbosa no se salió del PRD sino que, más bien, declaró una guerra a la corriente llamada Nueva Izquierda y a sus aliados. Es decir, Barbosa quiere mantener la coordinación de la bancada perredista en el Senado pero al mismo tiempo declara que luchará para que ese partido apoye a Andrés Manuel López Obrador en el 2018 y alega que la crisis de este partido la provocó la corriente "de los Chuchos, quienes hicieron al PRD funcional al poder", es decir, un instrumento de los últimos gobiernos panistas y priistas. Lo que Barbosa señala no es ninguna no verdad ni ningún secreto de la "politología".

Los Chuchos, es decir Jesús Zambrano y Jesús Ortega han servido abiertamente a los gobiernos de los últimos 10 años y especialmente al de Enrique Peña Nieto con la firma y defensa del Pacto por México y de las reformas estructurales. En la mentalidad socialdemócrata de los Chuchos el mundo es ente fijo donde existe un sistema también fijo que no es posible transformar y al que hay que adaptarse sólo se le pueden ir arreglando algunos de sus defectos. Por lo mismo, pensaron que estando cerca del poder recibirían concesiones de este para hacer avanzar algún tipo de agenda como la de los matrimonios gay, la legalización del consumo de mariguana, etc. Mientras negociaban esto en todos estos años el sistema neo liberal llevó al país al colapso económico, el endeudamiento vertiginoso, el desempleo masivo y la anomia social. Hoy la clase política que firmó el Pacto por México es vista con desprecio por la mayoría de la población y al PRD con mayor razón por su función de "palero" que ni siquiera es protagonista.

Hábilmente, Andrés Manuel López Obrador ha dado la bienvenida a la decisión de Miguel Ángel Barbosa y de otros senadores y diputados perredistas que quieren darle su apoyo. Luego seguirán muchos más y quizá más delante el propio partido completo, pero ya no será el PRD de los Chuchos y sus aliados sino uno nuevo como corriente o "sector" incrustada en Morena.