15/11/2018
Editoriales

Remedios 22 febrero 2016

Los reporteros de la fuente del Congreso local están contentos porque los días de sesión, es decir, lunes, martes y miércoles, reciben comida caliente gratuita. Es decir del restaurante a su paladar. Si acaso últimamente por tanto trabajo que han tenido los encargados de entregarla, los alimentos han llegado fríos.

Visto este gesto desde el punto de vista económico, constituye un ahorro importante para los comunicadores. Y con excepción de las reporteras y fotógrafas de El Norte, todos toman su comida de muy buen modo, gracias a la buena voluntad del diputado coordinador, Marco González.

Hasta ahora han funcionado bien los gafetes que entregó el Departamento de Comunicación Social entre la raza. Al menos, es más fácil identificarlos y ver quién no lo porta.

También hasta el momento no hay queja sobre el trato recibido por Iván Frutos a los reporteros. Desde luego que es una instrucción de su jefe el diputado Marco González. Eso es en el GLPRI.

En el PAN, también Damián Ramos se ha puesto las pilas y que decir de sus ayudantes Roberto Celis y Raúl Ramos.

Si usted ya no ha visto en el Congreso a Helio Salazar, es porque ahora está en el PAN de Guadalupe. De cualquier manera, hay que decir que hace falta alguien que lo supla, pues la diputada coordinadora de los independientes, Karina Barrón Perales, no puede andar en todo.