21/11/2018
Editoriales

ARTE Y FIGURA 020616

Amigos aficionados, continuamos con el libro "Arte y Figura" de mi autoría:

PLAZA DE TOROS DE SANTAMARIA

La Plaza de toros de Santamaría, es la plaza de la ciudad colombiana de Bogotá, ubicada en el sector de San Diego. Cuenta con una capacidad para 14.500 espectadores, fue construida en 1931 y actualmente es administrada por la Corporación Taurina de Bogotá.

Después de la Independencia de Colombia, la tradición taurina se conservó, organizando corridas de toros en las plazas públicas de la ciudad, como la Plaza mayor y San Victorino, para celebrar diversos eventos como las fiestas patrias, entre otros.

La primera plaza de toros de Bogotá fue construida en 1890 por el italiano PIETRO CANTINI, en un sitio conocido como La Bomba (actualmente Calle 10ª con Carrera 15); esta plaza tenía tribunas de madera.

En 1904 se construye el primer Circo de toros de San Diego, ubicado frente al Parque Centenario, el cual fue destruido por los asistentes a la corrida del 20 de julio de 1911, después de la mala actuación de un torero llamado Valentín.

El 1 de julio de 1917 se inaugura el nuevo Circo de toros de San Diego, una construcción en madera con capacidad para 6.000 espectadores, ubicada a 300 metros del lugar donde 14 años más tarde se levantaría la actual Plaza de toros de Santamaría. En su inauguración se presentó el matador español MANUEL MEJÍAS.

Desde 1928 comenzó la construcción de la Plaza de toros de Santamaría, la primera de cemento armado en la ciudad, por los ingenieros ADONAÍ MARTÍNEZ y EDUARDO LAZCANO. Su principal promotor fue el ganadero IGNACIO SANZ DE SANTAMARÍA, quien donó el terreno en donde fue construida la plaza de toros y en cuyo honor se le otorgó su nombre a este escenario. De esta manera, el día 8 de febrero de 1931 se inauguró la actual Plaza de toros de Santamaría, con la actuación de MANUEL MARTÍNEZ, ANGEL NAVAS Y MARIANO RODRÍGUEZ, quienes lidiaron la ganadería de "Mondoñedo". En la década de 1940 el arquitecto español SANTIAGO MORA diseñó la fachada actual.

Los primeros años no fueron fáciles para la plaza de toros y ante el fracaso económico en las primeras temporadas, Sanz de Santamaría muere desconsolado el 23 de diciembre de 1933. Sin embargo, la plaza no cierra sus puertas y poco a poco va creciendo la afición. El 19 de marzo de 1944 se presenta en su arena la célebre rejoneadora CONCHITA CINTRÓN.

Continuará... Olé y hasta la próxima.