21/09/2018
Editoriales

AMLO Manipula Emociones

Parece que la hábil manipulación de las emociones de una gran parte de los ciudadanos mexicanos, incluida mucha gente instruida y con medianos o altos ingresos, los ha convertido en seguidores de AMLO: Y quedaron tan bien manipulados que no ven, no quieren ver o simplemente pasan por alto, las notorias contradicciones y fallas de criterio básico de su ídolo, como son las siguientes: 1) Se cree tan por encima de la ley que considera que él solo puede decidir a quién perseguir y a quién no, según su propio parecer.- 2) Rechaza estúpidamente la Reforma Educativa, por razones que van en contra de su promesa de combatir la corrupción, que es su principal programa, ya que el SNTE es muy autoritario y, en consecuencia, cerrado y usurpador de poder político.- 3) Lo mismo y más puede decirse del sindicato “nacional” de PEMEX, mucho más corrupto y dañino, a quienes les ofrece “devolverles” las refinerías.- 4) Propone subvencionar al campo para ser autosuficientes en la producción de maíz (a base de deslavar tierras) en vez de comprarlo baratísimo en el exterior (No necesariamente en EUA).

 

   Estoy de acuerdo en que AMLO propone muchos “cambios”, pero todos hacia atrás, hacia un estado paternalista que nos llevaría al caos económico, pero no hará ni promete hacer el único cambio que es absolutamente necesario: El desmantelamiento del Sistema Clientelar del PRI, basado en los sindicatos “nacionales” y en las “centrales” campesinas y “populares”.

 

   ¿Quiénes son los responsables de que por huir del lobo nos vayamos a caer en el barranco? Pues todos aquellos los miembros de la sociedad que han permanecido “impermeables” a la democratización y que por cuidar únicamente de sus intereses personales, han relegado a los asuntos públicos al rincón del olvido. Esos “asuntos públicos”, si es que gana AMLO las elecciones, podrían quedar al autoritario arbitrio de un demagogo cerrado y muy poco culto y, entonces,  todos los “intereses personales” podrían empezar a “irse por el caño”

 

   ¿Qué hacer ahorita? En estos 10 días que quedan antes de las elecciones, transmitir por las redes este u otros artículos afines, a fin de restarle a AMLO el mayor número de votantes que se pueda. En caso de que no ocurra “el milagro” y gane AMLO, en los cinco meses antes de que tome posesión de la Presidencia, debamos organizarnos para acordar: Primero, un respeto absoluto a las leyes y las instituciones existentes; Segundo, lo que haya que cambiar o fortaleces para acabar con la corrupción y la inseguridad pública; Tercero, exigir el desmantelamiento de los sindicatos “nacionales” y, en caso extremo, defender “a capa y espada” la Reforma Educativa y la inversión privada en las industrias petrolera y eléctrica.

 

   Como previsión a la toma del poder el 1° de Diciembre, negociar con el máximo posible de los senadores y diputados federales, para que, una vez en la Presidencia AMLO, tenga la puerta cerrada para hacer cambios constitucionales populistas y antidemocráticos.

 

   El abstencionismo político de la mayoría de la clase media, permitió la corrupción impune que tanta indignación ha despertado en todo el pueblo: Sólo su nueva dedicación, empeño e involucración en los asunto públicos, podrá dar reversa a una catastrófica caída en la demagogia.

 

Atte.- JVG.- 20-06-18.