25/09/2018
Editoriales

NO SOLO A PEMEX; EL PAGO DE LA DEUDA DEVORA TAMBIEN A LAS PENSIONES

En aras del pago de la deuda externa y la mal llamada "deuda interna" que poseen en su mayoría bancos e inversionistas extranjeros que compran las emisiones de deuda vía Cetex, Bondex etc. se sacrificó a Pemex ---como ya lo hemos documentado, condenándolo desde finales de los años 80s a ser el aval de la deuda pública y privada y el alimentador de las reservas internacionales y la fuente de liquides para el pago del servicio de la creciente deuda del sector público federal por la vía de quitarle un 90% de sus ingresos totales a través del pago de impuestos y derechos lo largo de las ultimas 3 decadas – pero no únicamente esa paraestatal , ha sido Pemex la víctima del saqueo por la via del mecanismo de la deuda.

Esta también el caso de los fondos de pensiones o Afores , administrador por las SIAFORES y que paulatinamente han ido trasladando esos fondos hacia el pago de la deuda por la via de la compra de esos mismos títulos de gobierno como los Cetes y Bondex para mantener la solvencia del gobierno. Actualmente son alrededor de 2.6 billones de pesos en manos de los Siafores que solo pagan un 5.8% de interés y que solo por el efecto de la inflación hace que los fondos se deprecien constantemente.

De esa monto total un 80% esta invertido "en un solo instrumento" como lo dijera un funcionario del banco de México en comparecencia ante el congreso, y ese instrumento solo puede ser alguno de la deuda gobierno a la que se dedican un 52.6% de los fondos de pensiones totales o deuda nacional a la que se dedican un 20% de esos 2.6 billones . Para evitar la inminente bancarrota, los dirigentes de la Asociación Mexicana de Administradores de Fondos para el Retiro (AMAFORE) están pidiendo que casi se duplique la aportación o "ahorro" del 6 al 12% de cada trabajador a sus cuentas particulares de ahorro para el retiro y así poder subir el rendimiento de estos fondos a niveles más altos. Los de la AMAFORE quieren incluir en automático a cada persona que obtenga un trabajo porque, dicen, solo la mitad de los trabajadores realizan esa aportación.

Con estas dos medidas, estos empresarios dedicados a la especulación con los fondo de pensiones, piensan resolver la bancarrota del sistema de pensiones que se arrebató al IMSS y se entregó a la banca y las Siafores para que la dedicaran al negocio de prestarle al gobierno para el servicio de la deuda federal a cambio de intereses que hacen que ese dinero vaya evaporándose debido a los bajos rendimientos y a la "comisión" que obtiene las Siafores por sus servicios. . Para recanalizar esos fondos -- 2.6 billones de pesos equivalentes a un 14% del PIB-- , hacia la actividad productiva y generar un fuerte crecimiento mediante grandes obras de infraestructura y créditos baratos a la industria y al campo, es necesario que la deuda y su servicio se deje en segundo plano.