23/09/2018
Local

El archivo muerto es para tapar tropelías e ilegalidades de los políticos: Héctor Jaime Treviño

 Héctor Jaime Treviño estimó  que el 50% de la documentación de las oficinas no tienen que pasar por los archivos de concentración e histórico porque hay documentos que no dicen nada.

 

En Nuevo León los archivos documentales  no funcionales o inservibles podría llegar hasta  un 50% de lo que se tiene no sólo en el sector público sino también en lo privado  lo que demanda la creación de una licenciatura en Administración de Archivos y Gestión Documental.

  Así lo consideró  Héctor Jaime Treviño director del Archivo General del Estado quien señaló además contradijo lo famosa frase “archivo muerto” pues  dijo  esta lo utilizan los políticos para tapar sus tropelías e ilegalidades pero que “está vivo”.

  La  “explosión” de documentos archivados  en muchas ocasiones responde a la protección que hoy en día, ante las circunstancias que se viven por  denuncias, se llegan a sacar hasta ocho copias o más para resguardo  selladas y certificadas.

  Contrario a ello, aquellos archivos que se han digitalizado en el caso del sector público en cambios de administración, los documentos son borrados perdiéndose gran parte de la historia.

“Lamentablemente es otra cosa con la que nos hemos topado..”.

  Al paso de los años el compromiso de los funcionarios  era  dejar la historia de la comunidad  y en el siglo XIX si no se cumplía era motivo de pena “creo que hay que volver a esto…hoy todo mundo se queja que no le dejaron aquello y nadie lo denuncia.” Y esto para no echarle más leña al fuego en el tema político.

  No existe el archivo muerto porque es lo que utilizan los políticos para tapar sus tropelías y ocultar sus ilegalidades  “ningún archivo está muerto está vivo”.

  Estimó  Treviño que el 50% de la documentación de las oficinas no tienen que pasar por los archivos de concentración e histórico porque hay documentos que no dicen nada.

  Por ello, su propuesta será canalizada al Gobierno Estatal para que se abra esta carrera y se  incorpore a la Universidad Ciudadana o cualquier otra universidad que se interese dijo Treviño.

  Se requiere de personal capacitado para que identifique los documentos que deben ser archivados y aquellos que no y es por eso que se tienen la “explosión” documental porque todo se va guardando dijo.

“Porque no hay gente capacitada que diga este documento sirve o no sirve…  porque hay hay documentos que no nos dicen nada”.

 

Nuevo León siempre ha sido pionero en la conservación y en la actualidad todo mundo quiere protegerse y en esa protección se dispara el número de copias que llegan a hacer hasta ocho juegos respaldados con sellos y firmas.