23/09/2018
Editoriales

Audiencia Pública

Parece ser que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aprendió la lección cuando se puso a las patadas contra Sansón, que en este caso sería representado por el Congreso del Estado… en su primera aparición ante la pasada legislatura les dijo hasta de lo que iban a morir, por lo que desde ahí empezó una guerra sin cuartel de uno y otro bando, y el que salió perdiendo fue el Estado… el Congreso legislaba en su contra y el gobernador les vetaba las leyes, por lo que Nuevo León quedó atrapado entre ese fuego cruzado, dejando que se adelantaran otras entidades en varios campos, por ejemplo, en las inversiones extranjeras, pues nadie quiere meterle dinero a una entidad donde el gobierno se esté peleando unos funcionarios contra otros …  ///

Ahora fue a la instalación y les dijo que los invitaba a dialogar, actitud que cayó bien a los nuevos curulecos, pues ellos llegan con ganas de hacer cosas que trasciendan pero no deben estar acalambrados con la amenaza de los vetos… esto debe ser en bien del estado, y si vemos que al Poder Judicial tampoco le ha tirado duro como lo hizo antes, JRC puede terminar bien su periodo… y más porque ya perdió la candidatura a la presidencia de la república, y su relación con los medios de comunicación, a los que siempre les ha dicho cualquier cantidad de insultos personales a sus propietarios… por tanto, no le quedan muchos recursos, sólo el de la paz y la concordia… ¿estamos?...///

Por su parte, el Congreso del estado tiene nuevos líderes en las figuras de Carlos de la fuente, Paco Cienfuegos, Claudia Tapia y Karina Barrón… los cuatro van a tener que jalar juntos en la mayoría de las veces, así que es preferible que sus diferencias ideológicas las vayan dirimiendo pues aquí lo único que interesa es el Estado… desde luego que al decir estado, hablamos de pueblo, gobierno y territorio… ¿de acuerdo?...///