Local

Afecta lluvia a la Ecovía recién requisada

En un recorrido hecho sobre la zona de Ecovía, arteria por donde cruzan los autobuses, se constató que las lluvias provocaron diversos daños en el pavimento debido a la falta de planeación vial.

Baches y encharcamientos fueron el común denominador de la transitada ruta, al igual que se registra cada vez que se presentan lluvias.
Asimismo la falta de infraestructura, principalmente peatonal, complicó el acceso de los viajantes, como se pudo observar en la estación Asarco ubicada en el cruce de Ruiz Cortines y de la calle Guerrero.
Ahí aunado a los charcos y hundimientos las personas tenían que 'torear' a los vehículos que daban vuelta para integrarse a los carriles paralelos al del BRT.
"Es muy difícil para cruzar y llegar a la estación porque a pesar que está el semáforo con el sonido y un (oficial de) tránsito, los carros dan vuelta y no ceden el paso y nos pueden atropellar", señaló Joaquín, usuario del sistema.
A casi un mes de que el gobierno estatal realizó la requisa para hacerse cargo a través de la Agencia Estatal del Transporte (AET) con el argumento de mejorar el servicio de este medio de transporte, las problemáticas se siguen presentando para disgusto de los nuevoleoneses.
"Se batalla mucho para acceder en algunas estaciones, si uno con dos pies batalla, ahora las personas con alguna discapacidad o que están en silla de ruedas se les complica mucho más por la falta de banquetas", manifestó Dinhora al abordar la estación Tauro en Guadalupe.
Por los daños a la carpeta asfáltica y a que se redujeron carriles cuando se instaló el sistema Ecovía, se registra severo caos vial tras registrarse una ligera lluvia.
El paso constante de transportes de carga pesada y vehículos particulares aunado a la falta de mantenimiento adecuado han convertido a una de las principales avenidas en un 'campo minado' donde ante cualquier desperfecto en los automotores, las autoridades hacen oídos sordos.
"Está intransitable parece que vas manejando borracho donde tienes que ir zigzagueando los pozos, porque ya no son baches, están muy profundos y ahí deja uno la suspensión", apuntó un conductor al circular a la altura de la estación Regina en Monterrey.
Además de los problemas viales, los usuarios de Ecovía deben sortear numerosos obstáculos para poder abordar una unidad.
Y es que se comprobó que el peatón no fue tomado en cuenta al momento en que se construyeron los carriles para este sistema, panorama que hace que la mayoría de quienes abordan el servicio tengan que arriesgar su vida de forma cotidiana.
Asimismo hay quienes por voluntad propia ponen en peligro su integridad como el caso de varios motociclistas repartidores, ciclistas que usan la pista para hacer deporte y algunos despistados que gustan de dar un paseo por ahí.