03/Apr/2020
Editoriales

Entrecurules 07 01 19

Diputados arrepentidos. Después de consumada el alza de impuestos, tenemos diputados locales arrepentidos, bajo el argumento de que fueron engañados, lo cual es poco creíble.

Sin embargo, así lo confiesa la diputada Julia Espinosa de los Monteros, quien pide perdón en redes sociales y le promete no volver a hacerlo y cree que con eso ya arregló todo.

En la misma situación están otros diputados de Morena como Ramiro González Gutiérrez, Arturo Bonifacio de la Garza y la tibia Claudia Tapia que prefirió irse de vacaciones para no votar ni a favor, ni en contra ni en abstención.

El descontento popular ha llamado traidores a los 42 diputados en las diferentes marchas que han organizado distintas organizaciones, las que alertan contra un posible incremento en las tarifas del transporte urbano y el Metro.

 Sin embargo, hay algo que no cuadra, pues aunque en las distintas marchas se pide no pagar el impuesto, el Instituto de Control Vehicular hace cuentas alegres y dice que la semana pasada el once por ciento de los ciudadanos ya pagó sus derechos vehiculares, cifra mayor a la de años anteriores.

Quién sabe, si ese once por ciento se mantenga estancado o se incremente.

Es sorprendente ver en estas protestas a muchas personas de la tercera edad, quienes increpan al Gobernador al tildarlo de cobrón y de Pinocho.

 En estas marchas algunos políticos como Enrique Barrios y Alfonso Robledo se han querido reivindicar con la sociedad, pero lo único que se han llevado del pueblo es abucheos.

 En el caso de Morena, vemos diputados sin oficio político y en otros mucho oficio, pero pocas ganas de defender a la ciudadanía 

Si algunos diputados decían antes de aprobar el presupuesto que este traía muchas trampas, pues mal por ellos porque no las quitaron.

Se ve poco probable que se pueda dar marcha atrás a esta alza de impuestos y por otro lado la gente ya no confía en sus diputados.

 Dudan que los puedan salvar del tarifazo que está por venir.