26/Jan/2021
Editoriales

La cultura del automóvil

Ayer informó el Alcalde de Monterrey, por primera vez en su segundo periodo. Expuso –entre otras cosas- lo que todos intuimos, que el crecimiento del parque vehicular es muy superior al crecimiento de las vialidades. Y tiene razón, pues nadie hacemos algo para disminuir nuestra dependencia del automóvil. Nuestro mundo ya gira en torno suyo: estudiamos, trabajamos, cortejamos, comemos y compramos en él.

Hasta para ir a la tienda de la esquina nos montamos en nuestra poderosa máquina que puede correr a más de 200 kilómetros por hora, darnos confort para las inclemencias del clima, música y orientaciones cardinales con el GPS –esa guía de turistas propia, y con voz de mujer sexy-. No reparamos en el desequilibrio ambiental que se provoca con el exagerado consumo de combustibles, ni que los gases provocados contaminan el ambiente, mucho menos en el calentamiento de la superficie de rodamiento con la fricción de los neumáticos, y un largo etcétera de daños que estamos haciéndole a la Tierra y por ende, a nuestro nivel de vida. Si pensáramos en la falta que nos hace caminar y en todos los beneficios que conlleva, el estrés que provoca el increíble congestionamiento vehicular, y lo que nos cuesta económicamente usar un automóvil propio, ya estuviéramos buscando otras alternativas de movilidad.

Pero es que hemos construido una sociedad que es la mejor publicista de los autos de lujo, convirtiéndolos en una medida del estatus socio económico. “El novio de mi hija trae Mercedes Benz” decimos presumiendo a los amigos, y nadie quiere decir “el novio de mi hija anda en camión”, pues esta sub-cultura del automóvil nos hace despreciar al transporte público. Eso no lo dijo el Alcalde porque combatir esa deformación cultural es asunto propio. Pero tiene razón al exigir que el servicio de transporte público debe mejorarse en forma inmediata y extraordinaria, pues hay algunas unidades que dan pena. Cuando tengamos un transporte público digno, suficiente y a buen precio, nuestro nivel de vida mejorará bastante.