24/04/2018
Editoriales

Nos amenaza una crisis migratoria como la de Grecia o los Balcanes

Sin contar con las intenciones manifiestas de Donald Trump de deportar a varios millones de mexicanos que viven hoy en los Estados Unidos, el número de migrantes centroamericanos que cruzan por nuestro país cada año es de entre 400 y 500 mil según reporta The New York Times y fueron deportados por autoridades mexicanas 146,996 sólo en el 2016 según informa un organismo de protección a migrantes centroamericanos que acusa a México de tener un "muro" contra los migrantes de los países vecinos.

De los casi 500 mil migrantes que cruzan por nuestro país cada año el 90% son centroamericanos pero el otro 10 % esta integrados por haitianos y, recientemente, por un gran número de cubanos.

En la ciudad de Tijuana y en algunas otras ciudades de Baja California hay al menos 4,500 migrantes en condiciones de hacinamiento y sin atención médica. Estas cifras que mencionamos son similares a las que se pueden reportar de migrantes que huyen de los países del norte y centro de África o de algunos países del Medio Oriente como Siria o Irak.

Son migrantes que huyen de la guerra, del estancamiento económico y falta de oportunidades, así como de la persecución y el terrorismo. En Centro América los migrantes huyen de sus países casi por las mismas razones y ven a México como un puente de acceso hacia los Estados Unidos que si endurece sus medidas anti migrantes, como lo ha prometido Donald Trump, provocará que esos migrantes se queden en México, un país que tiene casi las mismas condiciones económicas que las naciones de las que ellos vienen huyendo.