27/05/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Abril 21 de 1960: Inician con golpe de un zapapicos el gobernador Raúl Rangel Frías y el alcalde de Monterrey, Rafael González Montemayor las obras del moderno Mercado Benito Juárez, en la manzana comprendida entre las calles de Juárez, Guerrero, Aramberri y Ruperto Martínez. Esta manzana está ubicada realmente en el centro de la ciudad, pues de la esquina noroeste parte la numeración para todo Monterrey. Esto es, allí comienzan los números oriente, poniente, norte y sur de todos los predios del primer cuadro de la ciudad. Esta obra que hoy recordamos es una modernización del Mercado Juárez anterior que había sido inaugurado el 2 de abril de 1909 por el gobernador Bernardo Reyes conmemorando una célebre batalla en la que el general Porfirio Díaz venció a un batallón de franceses. Pero aquel mercado anterior estaba construido de materiales disímbolos y hecho en partes, lo que dejaba mucho qué desear en materia de mercadotecnia y sobre todo en la de seguridad contra incendios. Sin embargo, esta llamada “moderna” no sería la última versión del Mercado Juárez, pues sufrió un incendio en el año de 1992, y en 1994 se inauguró un nuevo edificio que es el actual, que tiene ya otra presentación, con cinco pisos, cientos de cajones de estacionamiento, un salón de eventos y lo más importante es que es ahora un edificio con locales privados en calidad de condóminos. En el Mercado Juárez han nacido cualquier cantidad de negocios que con el tiempo han salido a instalarse en locales externos, sobre todo en el área de las comidas típicas de Monterrey.