18/11/2018
Editoriales

BUSCAN DERROCAR A TRUMP MEDIANTE UNA "REVOLUCION DE COLORES", DICE PUTIN

En su conferencia de prensa anual el martes 17, Lavrov comenzó con una declaración sobre la incapacidad de la comunidad internacional para unirse contra el terrorismo. Eso es un "problema sistémico", dijo, "que se agrava por las diferencias elementales entre la tendencia objetiva hacia la formación de un mundo policéntrico, por un lado, y las acciones de quienes tratan de aferrarse a un concepto obsoleto de unipolaridad, por otro lado. Me refiero al dominio no tanto de un solo Estado, como de un grupo de Estados que sostienen su propio sistema de valores".

¿Y cuáles son esos valores, se pregunta Lavrov, que Occidente demanda constantemente que adopten Rusia y el resto del mundo?

"Estos no son probablemente los valores que abrazaron los abuelos de los europeos de hoy día", dijo Lavrov, "sino algo nuevo y modernizado, una ley de la selva, diría yo. Esos son valores que se pueden llamar postcristianos. Están radicalmente y en lo fundamental reñidos con los valores que se pasaron de generación en generación por siglos en nuestro país, los cuales quisiéramos conservar y pasar a nuestros hijos y nietos. Cuando en las batallas de política exterior nosotros, y muchos otros, enfrentamos la exigencia de aceptar estos valores occidentales postcristianos, tales como la permisividad y la universalidad de los enfoques liberales a la vida de los individuos, yo creo que es indecente en un nivel humano. Pero en términos de los diplomáticos profesionales, es un error colosal y una sobrestimación totalmente inaceptable de su influencia en las relaciones internacionales".

Putin también advirtió que la histeria "mesiánica" de Occidente ha llegado tan demasiado lejos que ahora intentan imponer una "revolución de color" al recién electo Presidente de su propio país, quien ha roto el ambiente controlado.

"Da la impresión", dijo Putin el martes 17, "que luego de una práctica que hicieron en Kiev, ahora están listos para organizar una Maidan en Washington para impedir que Trump asuma el cargo".