21/09/2018
Editoriales

CHINA OFRECE SALIDAS A EU PARA EVITAR UNA GUERRA

El ministro de Relaciones Exteriores de China Wang Yi, dio una conferencia de prensa de una hora de duración junto con el secretario de Estado de EU, John Kerry, luego de reunirse en Washington el martes 23. Wang Yi hizo algunas propuestas fundamentales que, si se aceptan, podrían sacar a Estados Unidos del rumbo suicida fijado por el presidente Obama de guerra con China.

Sobre la crisis coreana, Wang Yi dijo que él y Kerry acordaron la formulación para una resolución de la ONU que condena las pruebas nucleares y el lanzamiento de misiles de Corea del Norte, que se daría a conocer después de que sea revisada por ambos gobiernos. Pero, agregó, dicha resolución "no puede aportar una solución fundamental a la cuestión nuclear de Corea. Para realmente hacerlo, necesitamos regresar a la vía del diálogo y las negociaciones".

Dijo que Kerry estuvo de acuerdo en esto, aunque añadió que la parte china ha "presentado una propuesta básica: es decir, nosotros queremos buscar vías paralelas a la desnuclearización de la península coreana y sustituir el armisticio coreano, con un acuerdo de paz. Sabemos que ciertas partes tienen una perspectiva diferente sobre esta propuesta".

Esto marca una intervención importante. El Norte solo está dispuesto a discutir un acuerdo de paz y Obama solo quiere discutir el programa nuclear. Pyongyang no puede absolutamente, y no lo va a hacer, abandonar su programa de armas nucleares bajo la amenaza de guerra de Obama encima, sabiendo lo que le hizo Estados Unidos a Irak y Libia cuando abandonaron sus programas nucleares. Si se puede encontrar un programa de paz que le garantice su seguridad, entonces podrían considerar alternativas a su programa nuclear.

Kerry se mantuvo con la línea de Obama (abandonen su programa nuclear y consideraremos un plan de paz) pero China ha puesto sobre el tablero un plan viable.

Wang Yi también habló sobre la inmediatez de la crisis, y dijo que él y Kerry coincidieron en que "necesitamos supervisar la situación en la península muy estrechamente en los próximos dos meses. Hay varios factores de inestabilidad que se pudieran entrelazar y causar un impacto, así que bajo estas circunstancias es muy importante que las diversas partes dialoguen más, a fin de evitar la intensificación de las tensiones o la escalada de la situación. En particular, tenemos que evitar que la situación en la península se salga de control".

Sobre el Mar del Sur de China, Wang Yi dijo que a pesar de los gritos en occidente, la región está más en paz que otras partes del mundo, y ningún vehículo comercial ha visto amenazada su libertad de navegación. Los costos por seguro no han aumentado ni un centavo, dijo (¡el libre mercado dice que no hay problema!).