Internacional

Chile decreta emergencia ambiental en Santiago por alta contaminación

Santiago - Santiago de Chile amanece hoy lunes bajo su primera emergencia ambiental del año, debido a la alta contaminación que afecta a la capital chilena, lo que paralizará al menos el 40% del parque automotriz, anunciaron el domingo las autoridades.

La medida fue adoptada "debido a las malas condiciones de ventilación y con el objeto de resguardar la salud de la población", indicó un comunicado difundido por la Intendencia (Gobernación) de Santiago.

La emergencia ambiental es la primera que se dicta desde junio del año pasado cuando en Chile se disputaba la Copa América.

Esta medida es la máxima alerta que contempla la legislación chilena y se toma cuando los niveles de polución de las 11 estaciones de medición de la calidad del aire de Santiago superan el nivel 500 de material particulado.

Durante el lunes, que será día feriado en Chile, el 40% del parque automotriz de Santiago, que supera los 1,9 millones de vehículos, estará paralizado al igual que 2.558 fuentes fijas industriales.

Las autoridades también prohibieron el total uso de calefactores a leña y los derivados de la madera, recomendaron no realizar actividades deportivas al aire libre y la suspensión de clases de educación física en colegios, pese a que será feriado.

La medida se toma luego de haberse decretado nueve preemergencias ambientales en dos semanas en Santiago, la capital chilena de unos siete millones de habitantes.

-Santiago, asediada por el smog-

Santiago es una de las capitales de la región con altos niveles de contaminación a raíz de una nefasta combinación de factores geográficos, climáticos y medidas poco eficientes.

La capital chilena padece por la contaminación en invierno a causa del "encajonamiento" geográfico, ubicada en un valle rodeado de cerros y la Cordillera de los Andes.

La inversión térmica se produce al estacionarse en altura una nube de aire cálido que impide que el aíre frío -que se ubica más abajo y concentra los contaminantes- circule, un efecto que se acentúa en invierno, cuando la temperatura en el suelo baja.

Como efecto inmediato, la nube de smog obstaculiza la visión, provoca una sensación de sequedad en la garganta y picazón en los ojos, mientras que a largo plazo incrementa el riesgo de accidentes cerebro-vasculares, enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y las enfermedades respiratorias agudas y crónicas, como el asma y la obstrucción pulmonar.

Cada año, unas 4.000 personas mueren prematuramente por enfermedades cardiopulmonares asociadas a la polución en Chile, según un reporte oficial de 2014.

Los más afectados son los niños pequeños y adultos mayores, que sufren por enfermedades respiratorios asociados al invierno austral.