17/11/2018
Espectáculos

¡A celebrar el bolero!

El Museo de Historia Mexicana invita a celebrar el Centenario del Bolero en México y su reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de México con un concierto para quienes aman la música y viven el romanticismo con plenitud, con la participación del Trío Zorzal y el maestro Carlos Paredes, el domingo 26 de agosto a las 17:00 horas.

 Hace cien años en Yucatán, con motivo de las fiestas patronales del Santo Cristo del Amor en la hacienda cacaotera “Abalá” de la familia Ponce Cámara, Enrique Galaz Chacón “El Curro”, interpretó por primera ocasión el bolero “Madrigal”.

 Luis Pérez Sabido, director del Centro Regional de Investigación, Documentación y Difusión Musicales “Gerónimo Baqueiro Fóster” en Yucatán, dice que “El Curro” fue un niño precoz. Nació el 27 de marzo de 1900 en Hunucmá, todavía no cumplía seis años cuando el presidente Porfirio Díaz en su única visita a Yucatán, por febrero de 1906, lo felicitó públicamente cuando tocaba los timbales en un danzón interpretado por la orquesta de Pepe Cuevas.

 A los 18 años, Enrique Galaz Chacón “El Curro” compuso ‘Madrigal’, tomando los versos del poemario “Amorosas”, del periodista Carlos R. Menéndez: Dicen que en la retina del que ha muerto / la última imagen retratada queda/ como el divino rostro de una hermosa/ en la delgada cartulina tersa. / Si eso es verdad, cuando me esté muriendo/ clava en mis ojos tus miradas tiernas/ para tener dos astros que me alumbren/ en mis noches debajo de la tierra.

 

El investigador Roger Martínez Peniche, en “1920-1950. La época de oro de la canción yucateca”, indica que "El Curro" introdujo dos características interpretativas en el bolero mexicano. a) La principal, cantar repitiendo solamente la segunda estrofa del texto poético, innovación que dio al bolero brevedad, riqueza melódica, sencillez, haciéndolo más digerible. b) Su novedoso estilo de cantar a media voz, bajito y tristón, lo que dio al intérprete mayor oportunidad de expresión.

 Para Ma. del Carmen de la Peza el bolero mexicano habla de la nostalgia de la época de oro del cine, de la radio, pero sobre todo y fundamentalmente de la modernidad, “hay una referencia permanente, implícita o explícita, a las décadas de los treinta y cuarenta, una vuelta al origen, a las raíces de la nacionalidad mexicana y al momento fundacional del Estado mexicano moderno posrevolucionario, de consolidación del Estado fuerte y la unidad nacional”.

 El 8 de agosto de 2018, será un día recordado por los amantes del bolero ya que el Instituto para la Preservación y Fomento del Bolero en México, logró la inscripción de este género en el Inventario del Patrimonio cultural inmaterial de México, en una ceremonia realizada en el Palacio de Bellas Artes, con éste logro el bolero tiene la posibilidad de que la UNESCO lo declare Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 LOS MEJORES BOLEROS

El domingo 26 de agosto, el concierto que ofrecerán el Trío Zorzal y el maestro Carlos Paredes estará integrado por las canciones más emblemáticas del bolero mexicano y contará con un bello escenario, la Sala Tierra del Museo de Historia Mexicana.

 El programa tendrá cuatro tiempos: La celebración, donde se interpretará “Madrigal” de Enrique Galaz Chacón “El Curro”, “Solamente una vez” de Agustín Lara y “Morenita mía” de Armando Villarreal; Los compositores, donde se presentarán “Tú me acostumbraste” de Frank Domínguez, “Ojos Cafés” de Carlos González, “Bésame Mucho” de Consuelo Velázquez y “Sin ti” de Pepe Guízar.

 En un tercer momento se abordarán los Tríos para cantar “Gema” de Guicho Cisneros, “Sabor a mí” de Álvaro Carrillo y “Rayito de Luna” del guanajuatense José de Jesús Navarro Moreno, finalizará el concierto con Bolero actual donde se interpretará “Somos novios” de Armando Manzanero, “Reloj” de Roberto Cantoral y “Júrame” de María Grever.

LA RUTA DEL BOLERO

El bolero es un género musical romántico de estructura simple y tiempo binario. Nació en Santiago, Cuba, en el último tercio del siglo XIX. El primer bolero que ha sido reconocido es “Tristezas” de Pepe Sánchez.

 El conocimiento del bolero en México se suscitó entre 1888 a1946, cuando la compañía naviera Ward Line estableció una ruta regular Nueva York-La Habana-Progreso-Veracruz- Nueva Orleans. Era común que en Mérida se presentaran compañías artísticas cubanas y comercializarán discos procedentes de La Habana, fomentando el gusto de por este género sensual.

"El bolero mexicano hereda la temática amorosa del bolero cubano, pero enriquece sus letras con la calidad poética que le aportan los mejores bardos de su época. Tomando los versos de Eliézer Trejo Cámara, en 1919, Pepe Sosa musicaliza el bolero “Un ruiseñor” y en 1920, Andrés Acosta hace lo mismo con “Fondo turquí”. 

En septiembre de 1921, Felipe Carrillo Puerto, presidente del Partido Socialista del Sureste, envía a la ciudad de México a un grupo de trovadores para la celebración del Centenario de la Consumación de la Independencia: Enrique Galaz, Mateo Ponce, Pepe Sosa, Ricardo Palmerín y Luis Augusto Basulto, dirigidos por Luis Mangas inician la difusión del bolero en los cafés del Centro Histórico frecuentados por artistas, políticos e intelectuales.

 Durante muchos años, los investigadores de la música consideraron la canción “Morenita Mía” del nuevoleonés Armando Villarreal Lozano como el primer bolero mexicano, esta canción se interpretó por primera vez el 12 de diciembre de 1921, dedicada a María Guadalupe Salazar Rodríguez, con quien el autor contrajo matrimonio en 1926. La composición primero fue melodía.

 En sus primeros años, el bolero se popularizó con los "tríos" de guitarra, luego aparecieron las orquestas tropicales y las grandes bandas, finalmente la orquestación sinfónica le aportaría el refinamiento, que sería ampliamente difundido por medios de comunicación como la radio, los programas en vivo en televisión y las películas de cine con sus actores-cantantes.

 Las personas interesadas en obtener mayor información pueden ponerse en contacto a través de la página www.3museos.com, llamar al teléfono (0181) 2033 9898 o ponerse en contacto a través de las redes sociales Facebook y twitter con @3museos.